El litoral de Málaga se resentirá esta Semana Santa, mientras en el interior crecerá la ocupación

Una turista inmortaliza su vivencia en la Semana Santa de Málaga. :: ñito salas/
Una turista inmortaliza su vivencia en la Semana Santa de Málaga. :: ñito salas

En la capital, las ventas de habitaciones hoteleras para estas primeras vacaciones del año están un 15% por debajo de las registradas en 2017

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

Los hoteleros de la Costa del Sol esperan una Semana Santa peor que la pasada, una situación que no comparte el interior de la provincia donde ya es casi imposible encontrar casas para más de seis personas. En la capital, aunque confían en llegar a los niveles del pasado año, aseguran que las ventas están «muy paradas». Tanto que cifran en un 15% menos las reservas registradas respecto a las que tenían el pasado año. Ayer, la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), que preside Luis Callejón Suñé, avanzó los primeros resultados de un sondeo sobre la ocupación prevista en Semana Santa y advirtieron que esperan un 2% menos de camas ocupadas. Este colectivo, que cuenta con más de 350 establecimientos hoteleros asociados, que representan más de 88.000 plazas de alojamiento y suponen el 85% de las camas hoteleras de la provincia de Málaga, justificó este retroceso en el hecho de que en esta ocasión la Semana Santa se celebre en el mes de marzo, casi 30 días antes que en 2017.

En este sentido, apuntaron que «las indicaciones de los establecimientos asociados a Aehcos prevén ocupar, para el tramo del Domingo de Ramos, 25 de marzo, al Miércoles Santo, 28 de marzo, el 75% de las camas». Si bien, este dato se dispara hasta el 86% de media para el tramo de las jornadas grandes, del Jueves Santo al Sábado Santo.

Estas cifras se incrementan en el caso de la capital, donde la demanda es muy superior al calor de los atractivos de los desfiles procesionales. Aunque todo apunta a que se conseguirán los niveles del pasado año, el responsable de Aehcos en la capital, Francisco Moro, avanzó que las reservas están muy paradas. Tanto como que las ventas están un 15% por debajo de las registradas para la Semana Santa de 2017. «Cuando la Semana Santa se celebra en marzo ya no sólo afectan las mayores posibilidades de contar con mal tiempo, sino también elementos como la coincidencia en el mes con Las Fallas de Valencia, o el hecho de que las estaciones de esquí están aún abiertas y eso hace que no todo el mundo salga en busca de la oferta de sol y playa», dijo.

Las viviendas turísticas de la capital tienen previsto colgar el cartel de 'completo'

Los que sí pronostican ya colgar el cartel de 'completo' son los propietarios de las viviendas con fines turísticos de la capital de la Costa del Sol, según declaró el presidente de la Asociación de Viviendas Turísticas de Andalucía (AVVA), Carlos Pérez Lanzac, que aseguró que «la Semana Santa se consolida como uno de los eventos grandes de la ciudad, junto con la Feria». Además, explicó que se trata de un cliente de mayor nivel, que pasará en la capital una media de cuatro a cinco noches.

En el interior de la provincia también es difícil ya encontrar casas rurales para más de seis personas, y eso que ha crecido la oferta de alojamiento respecto al pasado año. Isabel Heras, directora de Rural Andalus, aseguró que las reservas se han realizado con mayor antelación, hasta el punto de que en la actualidad lo que queda son prácticamente casas para dos personas. «Estamos con una ocupación media del 95%, lo que supone en torno a un 1% más que el pasado año. Sin embargo, esperamos que esta cifra, incluso, mejore si las previsiones del tiempo son buenas», dijo Isabel Heras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos