La Junta regulará la capacidad de carga de turistas de los destinos andaluces

Susana Díaz, ayer en la jornada inaugural. /Salvador Salas
Susana Díaz, ayer en la jornada inaugural. / Salvador Salas
Fitur 2018

Díaz advierte de que actuarán contra las actitudes 'piratas', entre las medidas para evitar que llegue a la Comunidad la temida 'turismofobia'

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZEnviada Especial. Madrid

Este 2018 impone nuevos desafíos al turismo tras años de fuertes crecimientos en la llegada de turistas y de destacados incrementos de la oferta de plazas de alojamiento reglado al incorporarse como tal las viviendas de uso turístico. Los trepidantes avances de la tecnología y la incorporación a la demanda de la primera generación de nativos digitales obligan a los destinos a ponerse a la vanguardia para garantizar seguir siendo competitivos. Ambas cuestiones fueron abordadas ayer por las distintas administraciones en la apertura de la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur). La presidenta de la Junta, Susana Díaz, se mostró tajante en cuanto a que la 'turismofobia' no existe en Andalucía y en la necesidad de actuar para evitar que este vocablo se incorpore. En este sentido, avanzó sus pretensiones de controlar las cargas turísticas de los destinos y aseguró que lo hará regulando, mediante una nueva normativa, la capacidad de cada ciudad o municipio. Una medida que justificó en que «la masificación no es la causa de este problema sino el efecto de cuando no se regulan los crecimientos, que deben ser sostenidos».

Díaz consideró que Andalucía tiene más facilidad para evitar que lleguen los problemas de masificación. «Tenemos 365 días al año abiertos, con zonas con los días con más horas de sol, y 87.000 kilómetros cuadrados por descubrir en el interior, así como herramientas de gestión para que la turismofobia no se incorpore al glosario turístico», declaró la presidenta, que defendió la normativa que regula las viviendas turísticas e instó a las inspecciones locales a que actúen contra la oferta ilegal. «En Andalucía el turismo no es un problema. Es una oportunidad. Al turista lo vamos a mimar y vamos a actuar contra quienes actúan de forma pirata».

Sobre el reto de la digitalización, Díaz explicó que la aplicación de las nuevas tecnologías va a permitir a los destinos andaluces avanzar en competitividad en torno al 20%. «Andalucía tiene una capacidad de crecimiento enorme que vamos a aprovechar», dijo. La presidenta descartó la imposición de una tasa turística y alentó al sector a seguir trabajando con el esfuerzo y el compromiso que está aportando estos frutos.

La digitalización en el turismo permitirá a la región crecer en competitividad en torno a un 20%

También el presidente de Turismo Costa del Sol, Elías Bendodo, señaló que la provincia malagueña está a la vanguardia en nuevas tecnologías, poniendo de ejemplo una acción de promoción, que desarrollarán en seis meses, y que estará basada en inteligencia de mercado digital.

Respecto a la controvertida 'turismofobia' dejó claro que este problema no ha llegado a la Costa. «Aquí queremos que lleguen muchos turistas, que gasten más. Este destino tiene aún mucho margen de crecimiento y es perfectamente compatible que las ciudades tengan una gran calidad de vida y de atracción turística», precisó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos