Las instalaciones turísticas son menos accesibles de lo que percibe el sector

F. Silva

Málaga acoge hasta el viernes el Congreso Internacional de Tecnología y Turismo

EFE

El Observatorio de Accesibilidad Universal del Turismo en España concluye que existe un "desajuste" entre la percepción de accesibilidad que tiene de sí mismo el sector turístico y lo que supone ser realmente un espacio accesible para una persona con discapacidad.

El informe ha sido presentado hoy por la Fundación ONCE durante el Congreso Internacional de Tecnología y Turismo, que se celebra hasta el viernes en Málaga, con el fin de "convencer" al sector turístico del potencial de negocio que hay detrás de este tipo de turismo.

Para la elaboración del trabajo se han analizado 57 destinos, 4.000 hoteles y 40.000 restaurantes, así como oficinas de turismo, páginas web y playas, y se ha entrevistado a cerca de mil usuarios y gestores.

El director de Accesibilidad Universal e Innovación de Fundación ONCE, Jesús Hernández, ha señalado que la percepción que tiene el sector turístico sobre la accesibilidad que ofrece "no coincide con las necesidades reales de las personas con discapacidad". Así, de los más de 4.000 hoteles seleccionados, cerca de 1.500 dicen ser "aptos para silla de ruedas", lo que supone que disponen de aseos adaptados y que cuentan con un acceso correcto, pero el estudio advierte de que el personal no tiene la formación adecuada, la recepción no es accesible y de que un 40 por ciento no tiene una habitación adaptada.

En el caso de los restaurantes, algo más de la cuarta parte de los 40.000 analizados dicen ser aptos, pero la realidad es que casi la mitad no tiene un aseo adaptado; el 45 por ciento no dispone de un acceso correcto o a nivel y ninguno presenta menú en formatos alternativos ni cuenta con personal formado.

En cuanto a las playas, cuentan por lo general con personal formado en materia de accesibilidad, pero tendrían que mejorar el acceso y la movilidad en los aseos. El informe pone de manifiesto que más de la mitad de las empresas consideran alto o muy alto el coste económico de mejorar la accesibilidad en sus establecimientos o servicios.

Fernández ha lamentado que los gestores de servicios turísticos "no terminan de convencerse de que las personas con discapacidad y necesidades especiales suponen un nicho de mercado potencial para los negocios".

Temas

Once

Fotos

Vídeos