Los hoteles invertirán 45 millones de euros para renovar los establecimientos

Obras en un establecimiento hotelero de Benalmádena. :: ñito salas/
Obras en un establecimiento hotelero de Benalmádena. :: ñito salas

La llegada de noviembre marca el cierre por temporada de 57 hoteles en la Costa, constatando una mejora de la estacionalidad

PILAR MARTÍNEZ MÁLAGA.

La llegada de noviembre marca el fin de la temporada estival, aunque en esta ocasión la alta ocupación se haya mantenido hasta finales de octubre. De hecho hay establecimientos que pensaban cerrar a mediados de este mes y lo han retrasado hasta noviembre. Un total de 57 hoteles cerrarán sus puertas este invierno, periodo de inactividad que una quincena de ellos aprovechará para iniciar obras de mejora y renovación de los establecimientos. El presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), Luis Callejón Suñé, elevó la inversión que van a realizar los hoteleros en 45 millones de euros, de los que 25 millones se concentran en los establecimientos de la capital. De esta partida, destaca el desembolso que van a acometer en el proyecto de ampliación del NH Málaga, que sumará 115 habitaciones a las 133 actuales, con una actuación que se acometerá en el solar contiguo y que se prevé esté terminado para 2019. La actuación también contempla la construcción de una sala polivalente y una piscina, así como el cambio de toda la fachada.

Otra de las obras destacadas por su inversión es la que llevará a cabo el hotel Meliá Costa del Sol, que comenzará el próximo día 20, aunque el establecimiento mantendrá la actividad, los trabajos para crear una terraza de 1.300 metros, con piscina y bar, en una de los dos edificios que conforman este negocio, así como el cambio completo de la fachada. Para el próximo invierno se contempla la misma actuación en el otro edificio. Estas obras supondrán 6,5 millones de euros, que se suman a los casi 13 que ya ha invertido este establecimiento, según explicó el director del Meliá Costa del Sol, Carlos Franco.

Callejón Suñé consideró que los datos con que cuenta Aehcos constatan que en la Costa mejora poco a poco la estacionalidad, lo que justificó en que aunque se cierren este invierno similar número de camas que el pasado, en torno a las 21.000, son menos los hoteles que han optado por permanecer inactivos. El pasado año fueron 66 los dejaron de recibir clientes en temporada baja. Además, precisó que también ha aumentado el volumen de negocios que han reducido el periodo de inactividad en invierno, algunos a uno o dos meses. Así como que son más los hoteles que cierran para mejorar las instalaciones. «Se mitiga algo cada año los efectos de la estacionalidad, pero sigue notándose la caída de la ocupación», aseguró.

Y eso que las previsiones que baraja Turismo Costa del Sol apuntan a que las aerolíneas aumentarán la oferta de asientos desde el pasado mes de septiembre hasta el próximo febrero en un 11%, si bien, a partir de enero esta cifra baja hasta una media del 8%. Además, se prevé un aumento de las plazas para volar a la Costa en todos los principales mercados emisores internacionales, con la excepción de Francia, donde las aerolíneas han reducido los asientos en un 12%.

El pasado año fueron más establecimientos y más importante la partida que desembolsaron los hoteleros en la renovación de la planta. Concretamente, afrontaron actuaciones por valor de 56 millones de euros para acometer mejoras en 27 instalaciones de la Costa. De ellas, destacó el proyecto de 25 millones que llevó a cabo la cadena Riu para construir un gran complejo de 600 habitaciones con la unión de Riu Belplaya y el Riu Costa Lago.

Sólo en los tres últimos años, las reformas hoteleras han movilizado en la provincia un total de 168 millones, una inversión que es clave para dinamizar sectores como el de la construcción. El nuevo viajero y la competencia obliga a transformar las instalaciones.

Fotos

Vídeos