El gigante del mar se estrena en Málaga

El ‘Symphony of the Seas’, ayer atracado en la terminal malagueña. /Jesús Domínguez
El ‘Symphony of the Seas’, ayer atracado en la terminal malagueña. / Jesús Domínguez

La presentación mundial del ‘Shymphony of the Seas’ impulsa a la Costa del Sol como destino de cruceros

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

Martes Santo y los malagueños procesionan hacia el dique de Levante. Lo hacen para participar de un evento único que hace historia en el Puerto de Málaga. Se trata de la presentación mundial del ‘Symphony of the Seas’, el mayor barco de cruceros que surca los mares. Este gigante, con capacidad para albergar casi 9.000 personas, entre pasajeros y tripulación, se estrenó ayer en Málaga con unos 1.500 viajeros especiales, es decir, directivos de la naviera Royal Caribbean, unos 350 periodistas llegados de los cinco continentes y agentes y operadores turísticos.

Con olor a nuevo, tanto como que atracó en Málaga a las seis de la mañana procedente de los astilleros galos Saint Nazaire, el ambiente festivo, con música en vivo en las piscinas y en la calle comercial, marcó la jornada inaugural. Una fiesta que se trasladó a la explanada de Levante donde numerosos malagueños, a lo largo de todo el día, quisieron asistir a este estreno mundial. Dos remolcadores, a las cuatro de la tarde, formalizaron el bautizo del barco, lanzando chorros de agua a lo que desde el puesto de mando, liderado por el capitán del crucero, Rob Hempstead, respondía con sonidos de sirena. Poco después, a bordo se llevaba a cabo el primer simulacro de emergencia, proyectando un vídeo en el que se hacía gala de la gran tecnología de que dispone esta obra de ingeniería naval, que cuenta con 362 metros de eslora y 228.000 toneladas.

Más

Después, parte de los directivos que viajan a bordo hacia Barcelona, desde donde hará cruceros de siete noches por el Mediterráneo, compartieron con los medios sus impresiones sobre lo más espectacular del barco, sin dejar de elogiar al destino y los atractivos que han descubierto en los días que han pasado en la Costa. Entre ellos, las tradicionales procesiones del Lunes Santo marcaron la vivencia de la mayoría de ellos, que mostraron su sorpresa por el ambiente que se respira en Málaga en estas fiestas.

Centro de todas las miradas

Y es que esta ciudad concentró ayer todas las miradas del mundo de cruceros, tras elegir Royal Caribbean a la capital de la Costa del Sol para presentar este barco, con capacidad para 6.680 pasajeros, a nivel mundial. Con este acto, la naviera hace un guiño al destino malagueño, en el que este año hará diez escalas con cinco de sus barcos más célebres. Entre ellos, el que ayer inauguró y que volverá en octubre. La directora general de Royal Caribbean para la Eurozona y vicepresidenta asociada, Belén Wangüemert, aseguró que trabajan con las instituciones malagueñas en nuevos proyectos ciudad. «Siempre trabajamos con los puertos y los destinos para buscar oportunidades. Con Málaga llevamos muchos años en ello y llevamos una dinámica muy buena. Vamos incrementando nuestras escalas a medida que va creciendo la demanda. Málaga es un proyecto que siempre está encima de la mesa», dijo en la comparecencia de prensa que celebró en la cubierta 16, junto al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y el presidente de la Autoridad Portuaria, Paulino Plata.

Por su parte, el alcalde entregó una placa para agradecer a la compañía lo que supone para Málaga la decisión de ser la ciudad elegida para la presentación mundial y por todo lo que ello representa para su promoción. «Es una oportunidad única para que todos los directivos y los periodistas llegados de todo el mundo conozcan mejor Málaga», dijo. Además, precisó que seguro que este acontecimiento tiene efectos positivos. «Es un complemento muy importante de la labor de promoción constante que el Puerto y la ciudad desarrollan cada vez que hay una feria de turismo de cruceros en Europa o en America. Esto es el equivalente a una feria, o casi», declaró.

El ambiente festivo, con música en vivo en la piscina y en la calle comercial, marcó la jornada inaugural

Plata insistió también en la petición a la naviera de que cuente con Málaga como puerto base en sus próximos proyectos, asegurando que el diálogo va por buen camino. «Estamos trabajando codo con codo porque Málaga es un destino de primer nivel», precisó, para destacar la importancia y la repercusión que supone que se haya elegido como el lugar para presentar este barco al mundo.

A bordo del ‘Symphony of the Seas’, distribuido en siete barrios, con 18 cubiertas, saltando la número 13, y 2.759 camarotes, así como toboganes, 19 piscinas, un Central Park con 12.000 plantas naturales y una zona comercial y de restauración con 26 bares y salones, teatro y pista de patinaje sobre hielo, la despedida de Málaga con fuegos artificiales cautivó a los viajeros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos