La Famp asesorará a los pequeños municipios que se acojan a beneficios turísticos

P. M. málaga.

La modificación del decreto de municipios turísticos abre las puertas a que los pueblos de menos de 5.000 habitantes puedan beneficiarse de su condición de reclamo de los viajeros. Para que estas localidades se adscriban a este proyecto, el consejero de Turismo, Francisco Javier Fernández, mantuvo ayer una reunión con el presidente de la FAMP, Fernando Rodríguez Villalobos, en la que acordaron la creación de un grupo de trabajo para facilitar la aplicación de esta normativa y asesorar a los ayuntamientos que cumplan con los requisitos establecidos para recibir el apoyo económico y técnico que se establece en este decreto por el esfuerzo adicional que realizan los ayuntamientos de poblaciones con gran afluencia de visitantes.

«Esta nueva normativa revalida el compromiso con el municipalismo y con esos ayuntamientos que asumen una carga de población mayor por la afluencia de visitantes», señaló el consejero de Turismo tras el encuentro.

Fotos

Vídeos