Mariola Valladares: «Queremos consolidar el hotel como un referente que Málaga sienta como suyo»

Mariola Valladares. :/Álvaro Cabrera
Mariola Valladares. : / Álvaro Cabrera

Directora del Gran Hotel Miramar. Toma la dirección de este establecimiento coincidiendo con el inicio de la actividad a pleno rendimiento

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

El Gran Hotel Miramar se viste de gala para su puesta en escena, un evento que coincide con el reciente nombramiento de Mariola Valladares como nueva directora del este emblemático establecimiento y con la puesta en marcha del hotel a pleno rendimiento, tras diez meses funcionando de forma parcial. Esta toledana, con 16 años de experiencia en dirección hotelera, se muestra ilusionada y se marca como reto «consolidar el hotel como un referente que Málaga sienta como suyo».

Noticias relacionadas

Un día grande para este emblemático hotel. ¿Cómo lo está viviendo?

–Es un día grande y un día muy especial para la historia del hotel, porque finalmente se reinaugura con el mismo motivo por el que abrió sus puertas hace 90 años. Lo estoy viviendo con muchos nervios, con mucha expectación y con mucha ilusión. Es una mezcla de sentimientos porque deseas que todo salga bien. Es la puesta en escena del hotel hacia la sociedad malagueña que lo espera y que deseamos con todo nuestro corazón que sea un día grande para la ciudad de Málaga y para que vuelva a ver el esplendor de lo que fue aquel gran hotel, ahora en nuestras manos. Este establecimiento es un icono para Málaga, que además ha sido recuperado por una cadena nacional y que queremos darle continuidad a esa historia de Málaga y seguir formando parte de ella desde la gestión del hotel. Por eso el acto de reinauguración es la puesta de largo del hotel a la sociedad malagueña una vez que está al cien por cien.

Acaba de tomar las riendas del hotel cuando éste cumple diez meses de vida. ¿Cómo afronta este reto?

–Lo afronto con mucho cariño y respeto y con la voluntad de hacer del Gran Hotel Miramar un referente para la ciudad de Málaga y de consolidar el establecimiento como un punto de encuentro de la sociedad, de la cultura y, sobre todo, del turismo. Es un hotel, pero sin dejar un gran símbolo para la ciudad, en el que se ha hecho un enorme trabajo en su rehabilitación, cuidando mucho el detalle. También la decoración, a cargo de Aneta Milicévic, ha permitido que nos sintamos muy orgulloso del resultado del hotel.

¿Cómo han sido los resultados de estos diez primeros meses de actividad y en qué momento se encuentra el establecimiento?

–El hotel está ya a pleno rendimiento, con el 100% de los servicios y de las habitaciones operativas. Abrimos el hotel en 2016 para dar cumplimiento a sus 90 años de historia, pero fue una apertura parcial hasta ahora. Hoy por hoy ya estamos funcionando a tope y con todos los espacios abiertos al público.

Dentro de las expectativas

¿Qué nivel de ocupación y qué mercados está registrando?

–Como ha sido una apertura parcial, los indicadores de ocupación han sido en base a los niveles disponibles. A partir de ahora esos niveles serán en base a la disponibilidad total, por tanto el dato numérico no es muy representativo. Pero han estado dentro de nuestras expectativas y con muy buena proyección.

En la actualidad, ¿domina el cliente español o el internacional?

–Nuestra adhesión a The Leading Hotels of the World genera flujos internacionales, pero también tenemos mucho mercado de incentivos, de reuniones y de congresos como el foro España-Japón. El flujo depende de los segmentos turísticos. Habría que analizar cada uno de ellos. Es un crisol muy variado de clientela. Es la suma de muchos orígenes.

Una vez que el hotel está a pleno rendimiento. ¿Qué proyectos baraja para el mismo?

–Queremos dar continuidad al trabajo que se está haciendo hasta el momento. Consolidar el hotel como un referente que Málaga sienta como suyo y estar a la altura de las expectativas tanto de la plaza turística como de la sociedad.

Quizá necesita un mayor recorrido por no existir hasta ahora en la ciudad esa oferta de gran lujo ...

–Bueno la oferta hotelera de Málaga es fantástica, muy amplia y nosotros lo que venimos es a reforzar esa variedad con unos estándar de calidad y de servicios más exclusivos, tratándose de un edificio tan emblemático y con esta idiosincracia. Pero sin perder de vista que formamos parte de esa oferta malagueña que es estupenda y que reforzamos con un servicio de categorización más exclusiva. El objetivo es contribuir a generar destino.

¿Cree que esta oferta es importante para poner a Málaga en el mapa del turismo más exclusivo?

–Claro, estamos contribuyendo a esta búsqueda de destino.

En este sentido, ¿considera que el proyecto de la Torre del Puerto, otro cinco estrellas gran lujo, puede beneficiar a generar esta demanda de gran nivel?

–El crecimiento de la planta hotelera como es la de Málaga siempre es bueno. Es un valor añadido para la Costa porque generamos demanda de este segmento. Estamos en un momento de crecimiento turístico y no podemos olvidar que contar con una oferta amplia es clave.

¿Conocía Málaga antes de desembarcar en este hotel y qué impresión tiene de la ciudad?

–Sí. He estado varias veces y en los eventos más significativos de la ciudad como son la Feria y la Semana Santa. Creo que tengo el pulso de lo que es la sociedad malagueña que es muy vital, enérgica y que disfruta tanto.

Fotos

Vídeos