La Cueva de Nerja pierde un 10,4% de visitantes por motivos de conservación

Los cuatro descubridores vivos de la gruta nerjeña se reunieron el pasado día 12 de enero con motivo del 59 aniversario del hallazgo. /E. C.
Los cuatro descubridores vivos de la gruta nerjeña se reunieron el pasado día 12 de enero con motivo del 59 aniversario del hallazgo. / E. C.

La cavidad registra su primer descenso tras cuatro años en positivo debido a la implantación de un nuevo régimen de entrada por grupos

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

La Cueva de Nerja, el principal reclamo turístico de la localidad más oriental de la provincia, capital turística de la Axarquía, redujo el pasado año sus visitantes en un 10,4% debido a los cambios introducidos por los responsables de la gruta en el sistema de entradas, que desde finales de 2016 se realizan por grupos, de un máximo de 50 personas, en franjas de una hora. Este cambio se implantó por indicación del comité científico de la cavidad, para garantizar una mejor conservación del monumento, que aspira a convertirse en Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

En concreto, la Fundación Cueva de Nerja contabilizó durante el pasado año 447.667 visitantes: 386.833 de la gruta y 60.834 del Museo nerjeño, inaugurado en 2011 y situado en la céntrica plaza de España. Esta caída de un 10,4% menos de visitantes en este periodo supone la primera bajada tras cuatro años consecutivos de subidas, según destacó a SUR el gerente de la cavidad, Luis Díaz.

«Estos datos responden principalmente a la limitación de visitantes por franjas horarias que se ha implantado por primera vez durante el pasado año, una medida que responde a criterios científicos y de conservación, siendo ésta la apuesta consolidada de la Fundación nerjeña en los últimos años», argumentó el responsable de la cavidad, que se incorporó a este puesto el pasado octubre en sustitución de Carlos García, que lo ocupó desde marzo de 2017. Anteriormente, durante cinco años, el cargo de gerente lo ostentó el técnico municipal de Cultura Ángel Ruiz.

Desde la Fundación valoraron que «este descenso en las visitas a la gruta está justificado tras cuatro años consecutivos de subidas, «y es el resultado de un mejor control de los accesos a la cavidad, lo que a la larga permitirá seguir creciendo con mejores garantías de conservación para este monumento natural», apostilló Díaz. De esta forma, la cavidad abre desde hace algo más de un año en horario continuo, de 9.00 a 15.00 horas, en lugar de una jornada partida, salvo en la Semana Santa y julio y agosto, cuando se amplía hasta las 17.30 horas. Todas las visitas se hacen ahora por grupos de hasta 50 personas, con una audioguía disponible en varios idiomas.

Por su parte, el Museo de Nerja alcanzó los 60.834 visitantes en 2017, registrando un incremento del 16%. «Este crecimiento es fruto de las mejoras implantadas en el espacio y consolida el buen funcionamiento del tren turístico 'Cuevatren', puesto en marcha en julio de 2015, para conectar el Museo y la Cueva, y mejorar el tránsito de viajeros entre ambos espacios», destacó el gerente.

En este sentido, el centro cultural pretende alcanzar los 65.000 visitantes en 2018, «una previsión alcista motivada principalmente por las mejoras realizadas y proyectadas en el marco de la reforma museográfica de este espacio, donde ya se ha acometido la primera fase». Así, en los próximos meses se prevén inaugurar conjuntamente la segunda y la tercera fases de los nuevos contenidos. La Fundación cuenta este año con un presupuesto que supera los 3,9 millones de euros y que supone un nuevo impulso en las labores de investigación de la cavidad, que fue descubierta en 1959. El documento económico de 2018 prevé una dotación de 274.000 euros para las áreas de conservación e investigación, dos materias que han alcanzado una implicación «sin precedentes» por parte del organismo en los últimos años.

Candidatura de la Unesco

El presidente de la Fundación y subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, destacó que se trata de un presupuesto «continuista pero ambicioso», en cuyo horizonte próximo se marca la candidatura para que la Cueva de Nerja sea declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El presupuesto presenta unas cuentas equilibradas y que no generan déficit, lo que permite incrementar el capítulo de inversiones hasta los 421.000 euros. El objetivo de la Fundación es alcanzar este ejercicio los 475.000 visitantes sumando la gruta y el Museo, frente a los 447.667 registrados el pasado año.

La Fundación destacó el «incremento significativo» de las partidas destinadas a la promoción, tanto de la vertiente turística de la cueva y su museo, como desde el punto de vista de la divulgación científica y didáctica de la gruta, «atendiendo especialmente a los avances y proyectos que se desarrollan y que la sitúan a la vanguardia en investigación y conservación». Las últimas acciones tuvieron lugar en la feria madrileña Fitur, donde a diferencia de los años anteriores, no se presentó el cartel artístico del Festival de Música y Danza, que este año llegará a su 59 edición, algo que se hará en los próximos meses, según desveló el gerente de la cavidad.

Más

Temas

Nerja

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos