Henri Giscard d'Estaing: «Nuestros clientes pasan más tiempo fuera del hotel que dentro, necesitamos socios locales»

Henri Giscard d'Estaing, el pasado jueves en el antiguo hotel Don Miguel, en Marbella. :: josele-lanza/
Henri Giscard d'Estaing, el pasado jueves en el antiguo hotel Don Miguel, en Marbella. :: josele-lanza

El presidente de Club Med explica su proyecto para Marbella, donde en 2019 abrirá un resort tras reconvertir el antiguo Don Miguel

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

El pasado jueves, el presidente de Club Med, Henri Giscard d'Estaing, participó en Marbella del acto de colocación de la primera piedra de las obras que con una inversión de 72 millones de euros convertirán al antiguo hotel Don Miguel en el resort con el que el grupo francés regresa a España tras 15 años de ausencia. De 61 años e hijo mayor del expresidente francés Valery Giscard d'Estaing, el máximo responsable de Club Med lleva más de 20 años en esta compañía y ha liderado un proceso de transformación que permitió convertirla en una empresa global y dirigida al mercado de turismo familiar exclusivo. Después de presidir el acto, Giscard d'Estaing atendió a las preguntas de este periódico.

-Club Med nació en España, pero abandonó este destino hace ya más de 15 años. Ahora decide regresar. ¿Por qué?

-No fue una decisión de abandonar España, sino de cambiar Club Med. Decidimos hace ya muchos años hacer un Club Med más exclusivo e internacional. Desafortunadamente, en aquel momento nuestros resorts en España no reunían esas condiciones. Ese cambio lo hicimos en todos lados, en Francia, en Italia, en todo el mundo. Tuvimos que dejar 65 resorts en todo el mundo para hacer este cambio. Ahora tenemos la oportunidad de regresar aquí, con una inversión de 72 millones de euros para construir un lugar excepcional.

Historia

-¿Qué es lo que ofrece Marbella para que hayan elegido establecerse aquí?

-Marbella ofrece especialmente tres condiciones. En primer lugar, accesibilidad. El Aeropuerto Internacional de Málaga es un gran aeropuerto, muy bien dirigido y al que se puede llegar desde cualquier lugar del mundo. En segundo lugar, el clima. Marbella tiene el mejor clima del norte del Mediterráneo, con el mayor número de días de sol. En tercer lugar, la cultura andaluza. Éste es un lugar de cultura, de gran gastronomía, de gente muy agradable. La gente en Marbella, en Andalucía, ama la vida, disfruta de la vida.

-Tradicionalmente no ha habido cultura del 'todo incluido' en la Costa del Sol. Es un modelo de negocio turístico al que se mira con desconfianza. ¿Qué clase de turista es el que va a traer Club Med?

-El modelo de 'todo incluido' de Club Med es significativamente diferente a otros. En primer lugar, son familias de todo el mundo. En segundo lugar, nosotros no decimos 'todo incluido', decimos 'sin molestia' (utiliza la expresión inglesa 'no hassle'), decimos que no tienen que pagar cada vez por cada cosa, pero no decimos que ello tiene que ser dentro del resort. Nuestros clientes pasan más tiempo fuera que dentro. Los nuevos turistas familiares internacionales quieren descubrir sitios como Marbella, quieren descubrir la naturaleza de un lugar como Andalucía. No están cerrados, están abiertos y quieren gastar. Nuestro modelo 'todo incluido' no es una cuestión de dinero, sino de sencillez, de comodidad. Tradicionalmente el modelo 'todo incluido' es para ahorrar dinero y no supone una contribución a la economía local. Ese modelo no es el nuestro.

-¿Ello quiere decir que deberá contar con socios locales?

-Tendremos socios locales en las playas de Marbella, tendremos socios en excursiones por Andalucía, tendremos socios en campos de golf... tendremos socios alrededor del resort. A nuestros clientes les gusta salir, ir de compras, tener experiencias fuera del hotel. El nuevo Club Med está abierto y aporta a la comunidad.

-Uno de los problemas de la Costa del Sol sigue siendo la estacionalización. ¿Cuáles son las previsiones de actividad del futuro hotel a lo largo de todo el año?

-Club Med ha cambiado. Ha dejado de ser un concepto de categoría media para ser exclusivo y dirigido a familias, pero también ha dejado de ser francés y francoparlante para ser global. Para nuestros clientes brasileños las vacaciones son en enero. Este invierno hemos traído 10.000 familias brasileñas a nuestro hotel en los Alpes, ¿por qué no van a venir a Marbella? Tenemos clientes en todo el mundo. El principal mes de vacaciones para los chinos es febrero y su año nuevo, cuando también tienen vacaciones, es en octubre. Nuestro segundo mercado, después del francés, es chino. Nuestro mercado es global y estamos en condiciones de tener abierto el hotel entre diez y once meses al año y de tener una actividad significativa. Por supuesto que también tenemos estadounidenses, británicos, franceses, alemanes o japoneses, pero estamos abiertos a todos los mercados. El 65 por ciento de nuestros clientes son franceses.

-El sur del Mediterráneo y Medio Oriente atraviesan desde hace años una situación de inestabilidad que afecta a muchos destinos y que ha desviado turistas a la Costa del Sol. ¿Qué se debería hacer aquí para conservar a esos turistas y que no se vuelvan a ir?

-Es una cuestión muy importante. Nunca hay que sustentarse en la debilidad de los demás, porque los demás pueden superar esos problemas. Creo que las claves son en primer lugar la calidad, calidad del servicio, calidad de la comida. Hay que ser creativos, estar abiertos a las necesidades de los clientes, aprender idiomas e intentar ser los mejores. Club Med es actualmente líder en crecimiento, una de las más exitosas compañías en el mundo porque nos hemos movido hacia la calidad, porque elegimos calidad sobre cantidad.

-La llegada de su proyecto a Marbella ha abierto grandes expectativas de empleo en esta zona. ¿Qué es lo que Club Med demanda a quienes quieren trabajar con ustedes?

-Les exigimos que sonrían. Lo primero, sonreír. Después, que hagan su trabajo y que tengan un proyecto personal. Club Med es una empresa en la que se puede comenzar una carrera profesional llevando el equipaje de los clientes y terminar en un puesto importante, en Marbella o en cualquier lugar del mundo. Queremos a gente que aprenda, que crezca, que viaje, porque podemos tener trabajos en todo el mundo. Si tienes éxito puedes estar mañana en Brasil y más adelante en China. Esto es lo que Club Med le puede ofrecer a la gente con talento de Marbella.

-¿Es un lugar para desarrollar una carrera profesional?

-Exactamente. Pero también para tener una experiencia que le puede ayudar a desarrollar una carrera profesional después de estar con nosotros uno o dos años.

-¿Qué es lo que le pedirán a los socios que quieran trabajar con ustedes?

-Lo mismo, que sonrían, que presten atención a las expectativas de los clientes, que sean profesionales, que inventen, que sean creativos, que hagan nuevas cosas. Estamos muy contentos de volver a ser vecinos de Marbella. Queremos recrear lo que fue Marbella hace algunos años. Un destino que ahora es mirado desde Europa y nuestra ambición es que lo sea desde todo el mundo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos