El Caminito alcanza el millón de visitantes con el reto de aumentar las estancias en la zona

Bendodo, junto al resto de responsables, ayer en el balance público del Caminito del Rey. /F. Acevedo
Bendodo, junto al resto de responsables, ayer en el balance público del Caminito del Rey. / F. Acevedo

La Diputación hace un balance positivo de los tres años que el enclave lleva abierto y cifra el impacto económico en cien millones de euros

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Hace ya tres años que el Caminito del Rey pasó de ser un recuerdo del pasado a convertirse en un paraje turístico natural de primer nivel tras una gran actuación arquitectónica. En el tercer aniversario de la reapertura del recorrido sobre el Desfiladero de los Gaitanes, la Diputación Provincial y los alcaldes de los municipios implicados han hecho balance de lo recorrido hasta ahora, y las cifras hablan por sí solas: un millón de visitantes con un impacto económico directo de cien millones de euros en la comarca. Sin embargo, todavía hay mucho por hacer, y hay un reto claro en el futuro próximo: aumentar el número de visitantes que deciden dormir en la comarca y expandir su visita.

Así lo explicó ayer el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, que reunió a los responsables del paraje y a los regidores de Ardales, Álora y Campillos para arrojar algunos datos sobre los tres primeros años de funcionamiento. Bendodo destacó que el mayor éxito del Caminito es «que se ha convertido en una marca, algo muy difícil de conseguir». Para ello ha sido fundamental «la prescripción internacional».

En relación a este punto, Bendodo añadió que «el 65% de los visitantes son extranjeros» de múltiples nacionalidades de los cinco continentes. «Diría que el Caminito del Rey es conocido en todo el mundo», bromeó.

La obra de la rotonda de acceso al futuro centro de visitantes se adjudicará en breve

El único dato que el presidente considera mejorable es el de pernoctaciones que se producen en el entorno, centro de las futuras actuaciones. «El 20% de los visitantes se quedan a dormir, lo que es un reto para el futuro, mejorar el número de estancias». Explicó que en Álora y Ardales hay 350 establecimientos hoteleros con capacidad para 5.000 camas, por lo que la infraestructura existe, sólo hay que promocionarla. «La comarca da para tres o cuatro días de visita, es lo que tenemos que potenciar». Hizo referencia a las bondades turísticas de los municipios que forman parte del entorno, así como de su patrimonio gastronómico, que componen una propuesta completa para el turismo de interior.

La alcaldesa de Ardales, María del Mar González, señaló que la oferta cultural del municipio (Ruinas de Bobastro y Cueva Prehistórica de Ardales, entre otros) han visto incrementado el número de visitantes tras la apertura del recorrido por el Desfiladero de los Gaitanes. Por su parte, el alcalde de Álora, José Sánchez, añadió que desde la apertura del Caminito, el número de camas para visitantes en el municipio ha pasado «de unas 600 a 1.200», lo que supone un gran avance en la economía del municipio. Francisco Guerrero, regidor de Campillos, destacó la incorporación de esta localidad al plan de desarrollo turístico derivado del enclave, algo «muy beneficioso» para su desarrollo.

Bendodo recordó que la Diputación de Málaga trabaja para continuar mejorando la experiencia de la visita al Caminito del Rey, haciendo hincapié en el equipamiento del centro de recepción de visitantes, así como en el ajardinamiento del entorno, por lo que se podrá abrir al público antes del verano.

Igualmente, en los próximos días se adjudicarán las obras de la nueva rotonda de acceso al centro de visitantes, una actuación «imprescindible» para ordenar el flujo de vehículos y especialmente para facilitar el acceso de autocares. Estas obras salieron a licitación por 150.000 euros y que están cofinanciadas con fondos FEDER a través del proyecto europeo Estrategia DUSI Caminito del Rey.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos