Caen los ingresos de Thomas Cook en España ante el alza de precios por la fuerte demanda

E. P. LONDRES.

El operador británico Thomas Cook ganó 13,5 millones de euros en su ejercicio fiscal, finalizado el 30 de septiembre, lo que supone multiplicar por 2,4 sus beneficios de 5,6 millones de euros del ejercicio anterior, completando su tercer ejercicio fiscal consecutivo de ganancias. Sin embargo, su actividad en España sufrió una severa caída por el alza de los precios por la alta concentración. Además, se vio también afectada por las falsas denuncias de intoxicación alimenticia por parte de algunos turistas británicos, cuyo coste no cuantifica, y el apoyo a los clientes atrapados por el huracán Irma.

Una combinación de la inflación de los precios hoteleros, la debilidad de la libra esterlina y el aumento de la capacidad aérea hicieron que el mercado de vacaciones en España sufriera un incremento de los precios, que se tradujo en una caída del margen bruto de negocio de 130 puntos porcentuales.

El negocio también sufrió el aumento de los costes por las reclamaciones de enfermedades fraudulentas durante el año y de los 10.000 clientes atrapados en el huracán Irma. Como resultado, mientras los ingresos crecieron en un 3%, el Ebit subyacente disminuyó en 38,3 millones de euros en comparación los buenos resultados reportados el año pasado. Pese a todo el touroperador británico sigue apostando por España donde ha lanzado una nueva aerolínea con base en Mallorca, Thomas Cook Airlines Baleares, que desplegará aviones a otras aerolíneas del grupo «con más flexibilidad y a un coste menor al que se logra actualmente», dijo Fankhauser.

Su filial Condor dejó atrás los 'números rojos' y registró un Ebit de 13,5 millones, impulsados por una mayor expansión de su negocio de larga distancia desde el Reino Unido y Alemania.

Los ingresos de su división aérea aumentaron un 9%, hasta los 3 587,5 millones de euros. Desde la compañía destacan que hubo una buena recuperación de las ganancias en Europa Continental y el Norte de Europa. Además, durante el año han ido agregando capacidad progresivamente a los viajes a Turquía desde Reino Unido en respuesta a una fuerte demanda. «La demanda de nuestras vacaciones en Turquía y Egipto es muy fuerte, y esperamos que comience a aliviar las presiones de margen causadas por la alta concentración de vacaciones en España en 2016 y 2017», señaló Thomas Cook.

De hecho, en España sumó unos ingresos de 118,2 millones de euros al cierre del ejercicio, lo que supone un 42,6% menos. En Reino Unido e Irlanda, su negocio aumento un 4,7% sus ingresos, hasta los 2.663,9 millones de euros, con una caída de en torno al 24% del Ebit.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos