La ITB de Berlín, que se inaugura hoy, marcará las pautas al turismo ante los nuevos desafíos

Acto esta mañana en Berlín./Salvador Salas
Acto esta mañana en Berlín. / Salvador Salas

La gran cita de esta industria, en el país más viajero, determinará el impacto del despertar de la competencia y de los retos sobre tendencias e innovación

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZEnviada Especial. Berlín

El pasaje del vuelo de Málaga a la capital alemana constataba la importancia que tiene la Bolsa Internacional de Turismo (ITB) de Berlín para la industria turística de la Costa del Sol. Empresarios de los diferentes segmentos, directores de hoteles, alcaldes, responsables de distintas administraciones y prensa copaban un avión con lleno absoluto. El comentario generalizado es ver qué depara la ITB ante grandes desafíos como el despertar de la competencia del Mediterráneo, con Turquía a la cabeza, y ante retos como la digitalización y las nuevas tendencias. 186 países compiten por conquistar al mayor mercado viajero del mundo, el alemán, en una cita con más de 10.100 expositores y que hoy abrirá sus puertas, tras ser inaugurado anoche por la canciller alemana Angela Merkel, advirtiendo de que el turismo «es uno de los grandes procesos globales».

La canciller estuvo acompañada de figuras destacadas de la política y el turismo y con un espectacular programa de Mecklenburg-Vorpommern, la región, socia de la ITB, y la más popular como destino de viajes de los germanos. También asistirá el alcalde de Berlín, Michael Müller, y el presidente de la Asociación Federal de la Industria Alemana de Turismo (BTW), Michael Frenzel, así como el secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Zurah Pololikashvili, explicaron desde la organización de esta feria.

En este encuentro se darán cita personalidades líderes del turismo, que examinarán las tendencias innovadoras y de gran alcance en la industria de viajes, la política y el negocio. Entre ellas fórmulas revolucionarias de transporte para viajes de negocios y privados, así como el gran desafío de la inteligencia artificial y sus perspectivas futuras en el sector de viajes. La 52 edición de la ITB abre hoy sus puertas con sus 26 salas llenas y el foco puesto en «una época de inestabilidad política, exceso de turismo y la transformación digital en curso. Todo ello supone que esta cita se ha convertido en una plataforma de red y un indicador certero de la economía», dijo David Ruetz, director de ITB Berlín, que destacó el tirón de la demanda con mercados como Abu Dhabi, que casi ha duplicado el tamaño de su stand, así como Japón o Laos que ocuparán más del doble que en 2017. Ruetz destacó que la demanda de expositores de dos alturas nunca había sido tan alta. En este fuerte despegue destaca Turquía con el mayor expositor de la ITB y demostrando que este destino no ha perdido su fascinación. Desde la organización explicaron que hay listas de espera y que en el hall 5.2, donde está India, no ha sido posible cumplir con todas las solicitudes. Pese a ello vuelven a esta feria destinos, con largas ausencias, como Guayana, Belice, las islas turcas y Caicos.

Christian Goeke, Angela Merkel y la primera ministra Manuela Schwesig, ayer en la inauguración.
Christian Goeke, Angela Merkel y la primera ministra Manuela Schwesig, ayer en la inauguración. / EFE

Andalucía repite con un expositor propio de 500 metros cuadrados en los que prevé impulsar el negocio turístico y ganar un 7,4% más de viajeros alemanes este año, explicó el consejero de Turismo de la Junta, Francisco Javier Fernández. Este incremento supondrá superar la llegada de 1,4 millones de turistas germanos, tras crecer el pasado ejercicio un 8,3% y superar los 1,3 millones de viajeros.

Andalucía desembarca con un expositor de 500 metros y la previsión de ganar un 7,4% de turistas

De ellos casi 900.000 llegaron al aeropuerto de Málaga, de los que más de 300.000 se alojan en hoteles, es decir, un tercio de los que llegan a Andalucía, y que generan más de 1,5 millones de pernoctaciones. Se trata del segundo mercado internacional más importante. Pese a crecer de forma exponencial el turismo alemán en la provincia malagueña, el presidente de Turismo Costa del Sol, Elías Bendodo, se mostró cauto en las previsiones para 2018, que emplazó a la jornada de hoy para conocerlas.

Casi un 24% más

En esta cita, la capital de la Costa del Sol, Málaga, presenta su oferta en un expositor propio en el que hará gala de haber ganado en la última década un 105% de viajeros alemanes. El concejal de Turismo del Ayuntamiento de Málaga, Julio Andrade, destacó que los hoteles de la ciudad han ganado casi un 24% más de estancias de alemanes. El reto es consolidar este fuerte crecimiento en un contexto económico de fuerte optimismo, con una caída en las ya escasas tasas de desempleo, que en España suponen el pleno empleo, un incremento de los salarios y excelentes perspectivas que alientan el consumo. Y es que para los alemanes, viajar es una prioridad y España su destino preferido. El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, avanzará a media mañana en el stand de Turespaña las previsiones para este ejercicio. La ITB marcará la pauta.

Torrox se anticipó a la inauguración y presentó en la tarde de ayer su oferta a su principal cliente, el alemán. Lo hizo en un acto en un acto en el hotel Bristol, donde expuso a expertos en turismo su nueva estrategia para ganar viajeros en Alemania, un país del que proceden más de dos mil habitantes empadronados en este municipio costero.

Salvador Salas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos