Benalmádena bonificará la tasa de basura a hoteles que abran durante todo el año

A. GÓMEZ BENALMÁDENA.

Benalmádena ha abierto el plazo para que sus hoteles puedan solicitar una bonificación de la tasa de basura industrial. La ayuda municipal, que podrá solicitarse hasta el 11 de diciembre, alcanzará hasta un 60 por ciento en el caso de los establecimientos que permanezcan abiertos todo el año. El objetivo de esta medida es incentivar la modernización de los establecimientos hoteleros y romper la estacionalidad turística, además de favorecer el mantenimiento de la actividad laboral de al menos la mitad de la plantilla de trabajadores turísticos de Benalmádena.

Los hoteles que únicamente cierren tres meses al año tendrán una bonificación del 40 por ciento, ayuda que será reducida al 20 por ciento para los establecimientos que cierren seis meses al año. Para acceder a estas bonificaciones, los hoteles tendrán que cumplir también otros dos requisitos: mantener al menos el 50 por ciento de su plantilla de empleados a lo largo de todo el año y destinar el importe de la subvención a gastos relacionados con la reforma o la modernización de sus servicios e instalaciones.

«Grandes dificultades»

«Conocedores de las grandes dificultades que deben afrontar los empresarios turísticos para que sus establecimientos sigan siendo competitivos en un mercado tan disputado como el turístico, hemos apostado por recuperar estas bonificaciones a la basura», explica el alcalde, Víctor Navas, que reconoce que estas ayudas «tampoco suponen una solución a sus problemas», por lo que desde el Ayuntamiento reclaman a «otras instituciones, como Diputación, Mancomunidad, Junta o Gobierno central que entre todos sumemos esfuerzos para prestar el apoyo institucional que merece a la que es sin duda la primera industria de nuestro país, principal generadora de empleo y riqueza, para que así puedan permanecer los hoteles abiertos todo el año».

Desde la Delegación de Turismo detallan que llevan tiempo trabajando para sacar estas bonificaciones. «Es una medida que nace como recurso para combatir la estacionalidad turística, ampliar la temporada y beneficiar a la creación de empleo y queremos seguir trabajando en este sentido para favorecer y mantener el crecimiento turístico sostenido durante las últimas temporadas: una planta hotelera más moderna contribuirá a que Benalmádena siga ocupando los primeros puestos en las clasificaciones de ocupación hotelera y número de visitantes», afirma el gerente del Puerto Deportivo, Manuel Jiménez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos