Puerto Banús inaugura un nuevo hotel sin recepción donde cada cliente es atendido por un anfitrión

Exterior del establecimiento, con la piscina. /Josele-Lanza -
Exterior del establecimiento, con la piscina. / Josele-Lanza -

Avantum Group invierte 500.000 euros en la apertura del primer establecimiento bajo la marca The Touch, un nuevo concepto de servicio personalizado

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Antes de que el cliente cruce el umbral de la puerta del hotel ya sabrá quién le va a recibir a su llegada, se encargará de su 'checking', de atenderle durante toda su estancia y de facilitarle cuantas necesidades surjan. Sabrá su nombre y hasta le habrá conocido previamente en foto. Es el toque (the touch) diferenciador del nuevo hotel boutique que acaba de abrir sus puertas cerca de Puerto Banús, orientado a un turismo de alto standing, y que ha optado por un concepto de alojamiento personalizado donde no se cuenta con recepcionistas, sino que a cada uno de los huéspedes se le asigna desde el mismo momento de la reserva un anfitrión que será la persona encarga de acompañarle durante toda la estancia.

The Touch Puerto Banús nace de la mano de Avantum Group, una empresa inmobiliaria especializada en la compra, el diseño, la reurbanización, la renovación y la dirección con sede en Málaga. El propietario del grupo, el empresario de origen sueco Martin Nielsen, destaca que la marca The Touch se ha creado específicamente para el nuevo establecimiento marbellí, aunque con la idea de ser exportada a otras ciudades en un futuro. Un nuevo concepto para un alojamiento personalizado. «Desde el momento en el que llega la reserva se le asigna un miembro del equipo, un anfitrión, dependiendo del país de origen del cliente y del idioma que habla. El equipo se encarga de responder con una firma de 'mail' personalizada, con foto, diciendo quién es, cómo se llama. La idea es transmitir desde el primer minuto que no se está hablando con un recepcionista que al otro día ya no va a estar y encontrará a otro. La persona que se le asigna le acompañará hasta que el cliente se marche», asegura.

Un servicio personalizado que hay que pagar. Los precios de las habitaciones oscilan entre los 140 euros en temporada baja y los 1.500 (y en adelante), en los meses de mayor demanda en plena Costa del Sol. «Es un producto totalmente diferente en el que hay que trabajar mucho. El concepto The Touch no funcionaría para un establecimiento por encima de las 30 habitaciones porque sería inasumible el coste en personal que se precisaría», explica Nielsen. «Esto funciona en un hotel boutique como el nuestro, pero en un hotel grande es muy difícil, tampoco quiero decir imposible, customizar la estancia».

La cualificación del personal es, en este caso, fundamental. «Hemos filtrado por conocimientos de idiomas, pero en segundo lugar, más que en formación, nos hemos fijado en la personalidad. Yo te puedo enseñar, pero no te puedo cambiar», explica el fundador de la empresa. En las jornadas previas a la apertura, la plantilla ha recibido formación especializada.

La empresa inmobiliaria ha invertido medio millón de euros en reformar y adaptar una lujosa casa, sede de un club social privado, para su transformación en un acogedor establecimiento hotelero de cuatro estrellas, con solo 11 habitaciones y suites, y dotado de piscina, gimnasio y amplios jardines.

Objetivo: Marbella

La empresa lleva tiempo gestionando varios edificios de apartamentos de lujo en Marbella y conocen el mercado. El objetivo estaba claro: el cliente de alto nivel adquisitivo que suele pasar sus vacaciones en este municipio sinónimo del lujo. «Ofrecemos este producto en esta ciudad porque es donde hay un huésped que puede pagar una tarifa como la del verano en Marbella».

Por ello, no dudaron en embarcarse en este nuevo proyecto que, como reconoce el propietario y fundador de Avantum, «ha tardado en salir más de lo que esperábamos». Y todo porque lo que se gestó como una pequeña obra terminó en una reforma integral del inmueble. «Empezamos con un proyecto más pequeño, pero se fue añadiendo un cambio de diseño. Hemos ido añadiendo más ingredientes al plato y se ha convertido en una reforma integral», subraya.

Afrontan la inauguración en plenas fiestas navideñas, todo un riesgo. Aún así, aseguran que están a un 70% de ocupación. Mientras, la vista está puesta en el próximo verano y en los nuevos servicios que pondrán a disposición del cliente, como una flota de vehículos de alta gama para los desplazamientos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos