Asia impulsará el crecimiento de los destinos españoles en la próxima década

Turistas asiáticos inmortalizan su paso por el Museo Picasso Málaga./SUR
Turistas asiáticos inmortalizan su paso por el Museo Picasso Málaga. / SUR

Plantear una estrategia para afianzarse en estos mercados es clave para que España gane cada año entre tres y cuatro millones de turistas, según WTTC

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

La próxima década seguirá siendo prodigiosa para el turismo español. El Consejo Español de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés) avanza que España ganará entre tres y cuatro millones de turistas al año hasta 2028, ejercicio en el que llegará a los 121 millones de viajeros. Sin embargo, este organismo internacional, que agrupa a los principales actores del sector del viaje y el turismo, con directores ejecutivos procedentes de más de 140 empresas líderes mundiales de esta industria, apunta a Asia como el mercado que será el promotor de este crecimiento. De ahí que plantear una estrategia para afianzarse en estos mercados es clave para que los destinos españoles logren esta subida de entorno al 3,6% al año en llegadas de viajeros. «La facilitación de visas de turistas para viajar a España desde China es muy relevante. La nueva clase media china va a ser el tipo de viajero que más crezca en los próximos años», explicó la presidenta y consejera delegada del WTTC, Gloria Guevara, que destacó la fortaleza de España, que sigue creciendo independientemente de cómo evolucione su entorno.

Precisamente, días atrás Roy Graff, director general para la región EMEA del operador Dragon Trail, que recordó que China es, según la Organización Mundial del Turismo (OMT), el primer mercado emisor mundial, con 145 millones de turistas chinos el año pasado, advirtió del potencial que supone para España el nuevo viajero chino. Se trata de un turista que viaja por libre en busca de experiencias auténticas. «Suponen el 40% del mercado emisor chino, y es clave para aumentar el volumen de visitantes de este país a España. Las principales motivaciones de estos viajeros, jóvenes con formación superior que viajan en grupo o en familia y que organizan sus propios planes, es descubrir experiencias fuera de los circuitos tradicionales, relacionadas con el ocio, las gastronomía y las compras (aspecto en el que España tiene espacio para crecer frente a competidores como Francia o Italia), y además, tienen interés por atracciones relacionadas con la naturaleza», detalló.

En este sentido, José Sánchez, director de desarrollo de Negocio en Dragon Trail, recomendó, desde el punto de vista de planificación y promoción turística, «disponer de una web en chino, con domino chino.cn en servidores locales, mobile-responsive y con contenido adaptado a este mercado de creación propia o contando con influencers locales, incluyendo guías, recomendaciones e itinerarios». Además, instan a diseñar estrategias nativas móviles que incluyan opciones de pago, que empleen las apps más populares y extendidas en China, desde WeChat a Weibo, pasando por apps como Mafengwo o Qyer y que faciliten a los viajeros compartir contenidos y experiencias de forma sencilla.

Un cliente clave también ante la previsión de WTTC de que el crecimiento del sector para la próxima década será exclusivamente en cantidad y no en calidad. «El gasto per capita de los turistas internacionales en 2017 fue de 810,9 euros y en 2028 será de 809,91 euros, por lo que se mantendrá estancado», señaló Guevara, que cifró en medio millón los nuevos empleos que genere el sector turístico en los próximos diez años. El 'lobby' mundial calcula que la contribución directa del turismo al Producto Interior Bruto (PIB) español crecerá un 3,2% en 2018 desde los 64.000 millones de euros logrados en 2017. A partir de 2019, se moderará hasta un 2,6% anual hasta 2028. Para entonces, la contribución directa representará el 6,1% del PIB español, es decir, 83.000 millones de euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos