Andalucía se coloca como tercer destino preferido en España para el turismo chino

Un grupo de blogueros asiáticos, en un restaurante de Málaga en una acción de promoción. /Sur
Un grupo de blogueros asiáticos, en un restaurante de Málaga en una acción de promoción. / Sur

El ritmo de crecimiento de las estancias de viajeros del gigante asiático en hoteles españoles es del 23,2%

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

La mejora de las conexiones aéreas entre España y China han sido claves en el despegue de este mercado, que pese a su fuerte crecimiento aún representa una cuota mínima entre los viajeros que atrae el país. Se trata además del cliente más deseado por su alta capacidad de gasto. Según la Organización Mundial del Turismo (OMT) son los turistas con mayor disposición al consumo, tanto que desde 2012 se mantienen en la cresta de la ola como el primer país del mundo con más gasto en sus salidas internacionales, creciendo incluso el pasado año un 12%, es decir, 9.700 millones más que un ejercicio anterior. Pues bien, de este repunte de las llegadas de viajeros chinos a España se ha beneficiado la provincia y el conjunto de Andalucía, que se ha convertido en el tercer destino preferido en España, precedido de Cataluña, que atrae el 51% de los que recalan en el país, y la Comunidad de Madrid, según los datos facilitados por la Secretaría de Estado de Turismo. Esta misma fuente destaca que las pernoctaciones hoteleras de estos viajeros, 1,3 millones, crecieron el pasado año un 23,2%, representando el 0,6% del total. Este impulso ha sido clave para que este porcentaje prácticamente se haya triplicado en cinco años. En 2011 la aportación del turismo chino era del 0,2%.

Una de las claves de esta subida, de la que no se cuentan con datos en la provincia aunque sí con referencias de los empresarios de que el flujo de viajeros es mayor y las reservas en restaurantes de lujo también han crecido, es que en 2016 se ha marcado un punto de inflexión en cuanto a la conectividad aérea con un mercado que emitió en 2015 al extranjero a 120 millones de turistas. La apuesta de las aerolíneas por China está dando sus resultados. En 2016 se pasó de disponer de solo dos rutas directas desde Pekín con Madrid y con Barcelona a seis, debido a la incorporación de las nuevas conexiones con la capital de España de China Eastern, Iberia, Cathay Pacific y Beijing Capital Airlines. A ellas se sumaron otras dos más este año desde Barcelona. Precisamente, Iberia mostró esta semana su satisfacción por la evolución de las rutas a Shanghái y Tokio. Sin ofrecer datos, reconoció que todo va según lo estimado en el ‘business plan’, al tiempo que abogó por apostar por líneas de largo radio «que atraen turistas de calidad».

Los datos apuntan a que la oferta de asientos para volar entre España y China durante los meses de mayo a junio aumentó un 103% y que hasta el pasado marzo el volumen de pasajeros en estos vuelos directos subió un 167%, según los datos del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

De esta mayor afluencia de viajeros chinos da cuenta también el chef con estrella Michelín José Carlos García, cuestionado por este periódico sobre este asunto justo cuando atendía a una mesa de clientes chinos, que procedían de Nueva York. «Se nota un aumento de estos viajeros, preferentemente de parejas y grupos de amigos, así como de gente importante que reserva a las doce de la mañana y que busca la máxima privacidad. Son turistas apasionados por la gastronomía y que llegan muy informados y con un claro dominio del inglés», explicó José Carlos García. Seguidamente recordó que ya el año pasado una productora reservó el restaurante para grabar un anuncio de un aceite de oliva en cápsulas, protagonizado por una actriz muy famosa en el país del gigante asiático. «Alquiló todo el restaurante. Fue muy espectacular», dijo, para apuntar que el perfil de este cliente «es muy bueno con consumiciones del menú grande. Tienen una gran curiosidad por la cocina local», matizó.

Los destinos españoles están captando una nueva generación de viajeros chinos

Y es que otra de las ventajas del viajero chino que está recalando en España es que se trata de un nuevo turista, que se aleja del cliché de viajar en grupo, con todo el itinerario programado, precisamente porque encontraban en la falta del dominio de otro idioma un obstáculo. Los destinos españoles han conseguido hacerse con esa nueva generación que domina el inglés, reserva ‘on line’ un trayecto a medida de sus gustos y hábitos. Según el Ejecutivo, el 65% de los chinos viajaron a España sin paquete turístico, tienen como principal actividad las compras, las visitas culturales y a las ciudades. El handicap es que solo un 26% declara realizar actividades de sol y playa.

Fotos

Vídeos