Andalucía cierra un verano histórico que por primera vez supera los 25 millones de pernoctaciones

Imagen del aeropuerto de Málaga este verano /Fernando González
Imagen del aeropuerto de Málaga este verano / Fernando González

El consejero anuncia un cambio de estrategia en el mercado nacional y avanza una campaña para reforzar el turismo cultural

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

Andalucía cierra un verano histórico en el que por primera vez se superan los 25 millones de pernoctaciones, concretamente, 25,2 millones, lo que supone un 1,6% más. El consejero de Turismo de la Junta, Francisco Javier Fernández, acaba de presentar el balance de la temporada alta de los destinos andaluces, que han conseguido sumar 7,8 millones de viajeros, un 2% más, tras sumar los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE) del mes de septiembre que lo sitúan como el mejor de la historia y a la altura de agostos de los años 2009 y 2010. Fernández destacó que además se ha conseguido seguir creciendo en empleo durante el pasado mes en un 5%. «Este dato supone que se empieza a no destruir empleo dura de los meses de fuera de temporada alta. Ahora vamos hacer esfuerzos para que esta situación se mantenga en octubre y noviembre hasta unirla a la campaña de Navidad», declaró. Por provincias, sólo Málaga no consigue crecer en viajeros en verano, a lo que restó importancia por ser un destino con gran volumen, hasta concentrar el 38% de las estancias de la región y conseguir consolidar los crecimientos anteriores, y por constatarse que funcionan las estrategias de repartir el turismo de forma geográfica para también evitar problemas de saturación.

El consejero puso el acento en que frente al crecimiento del 7% de viajeros internacionales, Andalucía ha perdido un 4,3% de turistas españoles. «Es importante ser conscientes de que hay que hacer más esfuerzos en el mercado nacional, porque es un cliente básico para el destino», afirmó. En este sentido, dijo que «no podemos renunciar al mercado nacional, que supone el 60% de los viajeros. Este turista está respondiendo a otras formas alojativas y a otro tipo de viajes más cortos. Vamos a hacer un cambio estructural atendiendo a ese nuevo modelo», avanzó.

En cuanto al impacto de la subida de precios de los hoteles en el mercado nacional, explicó: «No hay una relación directa entre el incremento de las tarifas y el descenso de turistas españoles. Andalucía nunca ha sido un destino que se venda por precios, sino por su buena relación calidad y precio. Tiene más que ver con la irrupción de nuevas formas para alojarse como las viviendas turísticas, de las que ya hay más de 17.000 en la provincia. Son muchas plazas disponibles que utilizan los españoles».

Entre las novedades anticipó una apuesta firme en los próximos seis meses por el turismo cultural, con una campaña en medios de comunicación a partir del próximo día 3 de noviembre y numerosas acciones hasta el próximo mes de marzo. El objetivo es aumentar esa cifra de 8,3 millones de turistas que viajan por el reclamo cultural, un colectivo que creció el pasado año en un 12%. «Andalucía se va a adaptar a ese nuevo modelo de tirón de la cultura, la gastronomía y la naturaleza», dijo. Precisamente, para la World Travel Market (WTM) se va a desarrollar una campaña específica con talleres para divulgar la oferta cultural en torno a la imagen de Picasso y a la de Murillo, además de poner en valor el flamenco.

Fernández avanzó también que estas acciones de turismo cultural se verán con la promoción del programa turismo de raíces, que se difundirá el próximo fin de semana en Argentina y que posteriormente viajarán también a los Emiratos Árabes y a Qatar. A ello sumó que el proyecto Huella Universal, que se realiza con las ciudades Patrimonio de la Humanidad, tendrá protagonismo en el Año Europeo de la Cultura.

Fotos

Vídeos