¿Dónde actuar para romper barreras en el turismo?

P. M. MÁLAGA.

En el marco del Congreso Internacional de Tecnología y Turismo para todas las Personas y dentro del Observatorio de Accesibilidad Universal del Turismo en España se hace un diagnóstico que permite detectar las carencias y determinar las barreras que hay que derribar. Así, en el caso de los alojamientos se advierte que las dificultades se centran en la cartelería y uso de los buffets para personas ciegas o con baja visión, la falta de correspondencia entre la accesibilidad que dicen ofrecer los establecimientos y la que se encuentran en realidad los usuarios.

En el sector de la restauración, tiendas y comercios, señala que los principales problemas se encuentran en las cartas de los menús, habitualmente no adaptadas, ni en braille, ni con contrastes o letras grandes, ni con pictogramas; en la señalética inapropiada en establecimientos e importantes barreras de acceso a los baños, en muchos casos en plantas bajas y demasiado pequeños.

También en los museos y lugares de interés turístico se constata una baja disponibilidad de signo guías y reducida disponibilidad de plazas adaptadas en espectáculos, exclusivamente en las zonas más caras como patio de butacas, sin opción a ubicarse en otras zonas más baratas en los recintos.

En cuanto al transporte, este observatorio evidencia falta de información por voz en buses locales; excesiva distancia entre coche y andén en los trenes y metros; procedimientos poco profesionales y diferentes según compañías aéreas con los pasajeros en sillas de ruedas y sus productos de apoyo o la imposibilidad para viajar varias personas en sillas de ruedas en un mismo autobús o tren.

Los primeros problemas surgen al planificar el viaje y es que en los canales de búsqueda de información y reserva encuentran barreras tanto en las web de hoteles como en la atención telefónica a personas con discapacidad auditiva y falta de información previa sobre accesibilidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos