Málaga mejora y se sitúa como quinto destino urbano español más competitivo en turismo

De la Torre, en el centro, durante la mesa redonda en la que participó ayer en el foro de Exceltur.
De la Torre, en el centro, durante la mesa redonda en la que participó ayer en el foro de Exceltur. / Sur
  • Exceltur presenta su segundo informe y reúne a expertos y alcaldes para avanzar estrategias con las que evitar morir de éxito

Mucho han cambiado los destinos urbanos desde 2012 y más aún el escenario turístico. Ayer la Alianza para la Excelencia Turística, Exceltur, que aúna a las grandes empresas del sector, presentó su segundo informe de competitividad turística de 22 destinos urbanos, que repite cada cuatro años, y aprovechó la cita para organizar una jornada en la que expertos, empresarios y alcaldes, entre ellos el de Málaga y el de Sevilla, abordaron cómo gestionar el éxito turístico sostenible en las ciudades españolas. En la nueva edición del barómetro Urbantur Málaga mejora una posición y se sitúa como quinto destino urbano más competitivo, teniendo por delante a Barcelona, Madrid, Valencia y San Sebastián. El avance en estos cuatro años ha permitido colocarse como la primera ciudad andaluza de este ranking, en el que en 2012 se encontraba Sevilla en el cuarto puesto, ahora desbancada al sexto.

El informe recoge la posición de las 22 ciudades españolas de mayor relevancia turística en 62 indicadores que reflejan los aspectos más relevantes que condicionan su competitividad turística, entendida como la capacidad de incrementar de forma sostenible la productividad social y económica del sistema turístico a largo plazo. Y es que UrbanTUR 2016 mantiene la estructura de la primera edición con cuatro grandes bloques; tres que aproximan los principales condicionantes competitivos que impulsan el crecimiento y desarrollo de la actividad turística a medio y largo plazo y un cuarto que refleja los resultados económicos y sociales obtenidos producto de la actividad turística. Además, en esta ocasión se han incorporado nuevos indicadores entre los que destacan el impulso de una estrategia de movilidad, el fomento de la participación ciudadana en la gestión turística de la ciudad o la apuesta por un sistema de inteligencia turística para la gestión del destino.

El estudio pretende propiciar que el turismo ejerza de fuente de prosperidad y multiplique su capacidad de generación de mejores resultados empresariales, así como de empleo y renta. Sin embargo, Exceltur advierte de que «en el plano turístico, las ciudades se enfrentan más que nunca al reto de elegir y gestionar el mejor gobierno de su posicionamiento turístico en un contexto de fuerte crecimiento de la demanda, para hacerlo compatible con sus distintas aspiraciones y funcionalidades sociales. Su adecuada respuesta va a marcar la capacidad del turismo para seguir ejerciendo a medio y largo plazo el deseado papel de motor del desarrollo económico, la generación del mayor y el mejor empleo, en equilibrio con la capacidad de carga del medio ambiente urbano y preservando la identidad, el estilo y la calidad de vida de sus sociedades locales».

Durante la jornada de trabajo, en la que participaron el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, así como los regidores de Valencia, Joan Ribó, y San Sebastián, Eneko Goia, así como responsables de cadenas hoteleras como NH, Meliá, Hotusa o Iberostar, así como Fernando Candela, presidente de Iberia Express, entre otros, se abordaron los problemas que acechan a estos destinos y la necesidad de actuar para evitar morir de éxito, considerando como una prioridad en este contexto de fuerte aumento de la demanda turística incidir en los instrumentos de planificación y ordenación urbana para conciliar el mayor aprovechamiento del turismo como motor del desarrollo económico y la preservación de la calidad de vida de los residentes.

Precisamente, De la Torre destacó en su intervención que «el desarrollo turístico ha supuesto una mejora general de la calidad de vida de toda la ciudad, que hoy está considerada como una de las mejores urbes de Europa para vivir». El asunto más candente se centró en la proliferación de las viviendas de uso turístico, alertando de que la oferta turística en viviendas en estas 22 ciudades contenida en las distintas plataformas ya supera el número de plazas hoteleras (supone el 105,8%). El consejero delegado de NH Hotel Group, Ramón Aragonés, calificó de «irresponsable» el desacuerdo de las administraciones públicas sobre la regulación de las plataformas de alquiler de viviendas turísticas.

La fiscalidad fue otro tema controvertido. Tanto que el vicepresidente y consejero delegado de Meliá Hotels International, Gabriel Escarrer, advirtió de que si la presión fiscal en España no desciende, «no quedará más remedio que destinar recursos a otros lugares». Escarrer hizo hincapié en la cuestión de las tasas impositivas a las empresas turísticas: «Estamos en 41 países de cuatro continentes, y es en España donde más impuestos pagamos», apuntó.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate