El turismo se hace historia

Los actores que dieron vida a Alfonso XIII y su comitiva real, ayer en las pasarelas del Caminito del Rey. :: fernando torres
Los actores que dieron vida a Alfonso XIII y su comitiva real, ayer en las pasarelas del Caminito del Rey. :: fernando torres
  • La iniciativa pretende poner en valor la trascendencia de la figura del monarca en el crecimiento de la ciudad

  • El grupo de teatro de Ardales revive la visita de Alfonso XIII al Caminito del Rey

El Caminito del Rey recibió ayer la visita del monarca que le da nombre. Más de 15 actores y actrices de la Agrupación Municipal de Teatro de Ardales dieron vida a la comitiva que acompañó a Alfonso XIII en su llegada a la inauguración de la central hidroeléctrica que terminó de construirse en 1921. Para celebrar el 96 aniversario de esta efeméride, la empresa que gestiona el paraje, Hermanos Campano, y el Ayuntamiento del municipio han organizado varias visitas teatralizadas en las que se revive la firma del acta de la obra, el discurso que dio el Rey ante los ciudadanos y el posterior paseo por las pasarelas. Ayer se representaron las dos primeras, y hoy habrá tres pases más.

A través de esta actividad, el Caminito del Rey se dinamiza aún más y demuestra que el turismo puede ser el eje central de más actividades culturales. La comitiva, compuesta por Rafael Benjumea, ingeniero encargado de la obra; el alcalde de Málaga, Francisco García Almendro; el director general de Instrucción Pública, encargado de hablar en nombre del pueblo, Jorge Silvela; el obispo de la ciudad y diversas personalidades de la época, acompañaron al Rey en la inauguración y posterior visita al caminito, solo que esta vez bajo la atenta mirada de cámaras de fotos y teléfonos móviles.

El Sillón del Rey, monumento en honor a la visita del monarca, fue el punto de partida de la representación. Los afortunados visitantes que pudieron conseguir entradas para estas visitas únicas asistieron a solemnes discursos y vivas a Alfonso XIII. La recreación no escatimó en detalles, mencionando palabra por palabra lo recogido en las crónicas reales, incluyendo la firma del acta con la que el monarca inauguró la «maravilla tecnológica, pionera en España y en Europa». Al igual que la visita original, la comitiva se detuvo frente a la presa de la central hidroeléctrica para explicar al Rey las características de una obra «que cambió la forma de ver la ingeniería», y que aseguraría el abastecimiento de agua potable y red eléctrica a toda la provincia. La puesta en escena fue absoluta e inmersiva, a pesar del uso obligatorio de casco por parte de los actores -algo que en la fecha en la que se organizó el acto no era necesario-, que rompió la conseguida estética de los años 20.

Una parada en la placa que conmemora la figura de Benjumea, ingeniero de la obra, y al título nobiliario que le otorgó Alfonso XIII fue el momento más llamativo de la visita teatralizada. Los visitantes pudieron entender las dimensiones de la inauguración y la visita del Rey, que supuso una revolución social y para Ardales y toda Málaga. La comitiva se detuvo en el puente de la Cueva del Toro, aunque en la visita de 1921, el monarca continuó hasta Pizarra, donde hizo noche para acudir al día siguiente a Málaga para asistir a más actos públicos.

Francisco Campano, gerente del Caminito, explicó que se trata de una «ocurrencia conjunta entre el Ayuntamiento de Ardales y la empresa gestora». La idea es «que este día se repita como un aniversario con más actividades, consolidándose como una fecha para recordar». Pedro Cantalejo, director del Museo de Ardales y actor dentro de la representación, ha asegurado que esta actividad era «una deuda con el pueblo y la provincia». Según el arqueólogo, «la visita del Rey cambió e impulsó la zona a nivel industrial y turístico». La reapertura del enclave de la mano de la Diputación «ha supuesto un renacer para el paraje, y no podía faltar un homenaje al monarca que le da nombre». Tanto Campano como Cantalejo aseguraron que habrá más actos en los próximos aniversarios «incluso recorridos en barco como se hizo en aquél día». La alcaldesa de Ardales, María del Mar González, que participó en el teatro interpretando a un miembro de la alta sociedad de la época, quiso destacar «la ilusión con la que se ha preparado todo».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate