Las reservas para el verano en la Costa del Sol crecen en los principales mercados

Turistas, con equipajes preparados, aprovechan hasta el último momento la playa.
Turistas, con equipajes preparados, aprovechan hasta el último momento la playa. / SUR
  • El sector encara ya mayo como uno de los meses fuertes de la temporada, en el que a tenor de las ventas se superarán por primera vez dos millones de pernoctaciones

Una Semana Santa histórica viene a despejar el panorama y a dibujar una temporada alta de éxito para el sector turístico. Los profesionales coinciden en que a estas alturas de año las altas ocupaciones que se constatan en los cuadrantes inyectan tranquilidad. Y es que las reservas para el verano están por encima de las registradas el pasado ejercicio en los principales mercados internacionales. El presidente del Consejo de Turismo de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Miguel Sánchez, aseguró que a las puertas de mayo las contrataciones apuntan a que se registrarán unas «ocupaciones excelentes, superiores a las de 2016». Esta tendencia al alza hace prever que los establecimientos hoteleros alcanzarán por primera vez los dos millones de estancias en mayo, lo que supone que este periodo se une al reducido grupos de meses en los que los hoteles superan este volumen de negocio. Mayo se codeará ya en estancias hoteleras con meses tan importantes para esta industria como son junio y septiembre, que se cerraron con 2,1 y 2,2 millones de pernoctaciones, respectivamente.

Según los datos de Turismo y Planificación Costa del Sol en mayo de 2016 los hoteles experimentaron un aumento del 8,3% en estancias, lo que les dejó a las puertas de los dos millones de pernoctaciones, concretamente, 1.968.087. De ellas, 1,5 millones fueron generadas por las contrataciones de los viajeros extranjeros. En este periodo, la llegada de turistas a los hoteles creció en los principales mercados internacionales, salvo en Francia.

En este caso, Sánchez explicó que las ventas en el Reino Unido están por encima del pasado año y que hasta en Alemania, que en los últimos años se ha mostrado con mayor pereza en las reservas, en esta ocasión los datos que transmiten los principales touroperadores elevan a entre un 12 y un 14% el aumento de las ventas respecto al mismo periodo de 2016. «Tras la Semana Santa se produce un parón, pero a partir del próximo sábado ya empezamos a constatar que arrancará un repunte esperado no sólo para mayo sino que se extenderá al mes de junio. Esperamos unas ocupaciones excelentes», detalló.

Frente al dinamismo internacional, la principal preocupación se centra en la respuesta del mercado español, que no falla en la temporada estival, pero que muestra síntomas de enfriamiento fuera de estos meses de actividad máxima. «Fuera del verano estamos notando que no avanza como se esperaba», señaló. La preocupación por la evolución del mercado nacional es patente si se tiene en cuenta que en los dos primeros del año las estancias de estos viajeros han caído casi un 25%, es decir, 149.000 noches menos reservadas, según Turismo Costa del Sol.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate