Torremolinos negocia con Turespaña la reforma de su Palacio de Congresos

El Palacio de Congresos de Torremolinos, construido en los años sesenta, requiere una reforma. :: a. g.
El Palacio de Congresos de Torremolinos, construido en los años sesenta, requiere una reforma. :: a. g.
  • Ambas instituciones descartan asumir el coste y plantean externalizar la gestión del recinto para captar inversores que financien la remodelación

El Palacio de Congresos y Exposiciones de Torremolinos, propiedad del Instituto de Turismo de España (Turespaña), encara su mayor transformación de los últimos años. A los recientes cambios en su gestión se suman ahora las propuestas planteadas como posibles bases para la renovación del convenio entre el organismo estatal y el Ayuntamiento de Torremolinos, que acaba el próximo año. Desde el Consistorio aseguran que el edificio requiere «una remodelación integral» para ganar competitividad y situarse como futuro polo de atracción del turismo de congresos. La abultada deuda municipal, cercana a los 180 millones de euros, impide que las arcas locales asuman este proceso de modernización. Turespaña también ha expresado la imposibilidad de inyectar una partida presupuestaria destinada a la reforma del Palacio.

Ante este escenario, y casi descartada la posibilidad de que el Ayuntamiento recepcione el recinto por las reticencias de Turespaña a su cesión, la alternativa de que el acuerdo se abra a un tercero cobra cada vez más fuerza. La gestión del Palacio fue asumida el mes pasado por el Consistorio tras la liquidación de su sociedad mercantil, un trámite al que instó el Ministerio de Economía y Hacienda por la acumulación de pérdidas por parte de la ya extinta empresa pública durante dos años consecutivos en la anterior legislatura. En el caso de que Turespaña y el Ayuntamiento de Torremolinos alcancen un acuerdo para buscar inversores, el proyecto pasaría a ser público-privado y su gestión se externalizaría.

El alcalde, José Ortiz, reconoce que las actividades organizadas en el Palacio «no funcionan como deberían», una situación que achaca «a la falta de modernización de las instalaciones». No en vano, los tres principales eventos programados el año pasado presentaron pérdidas. Ortiz asegura que la opción de ampliar el próximo convenio para incluir un modelo mixto ha sido «una propuesta conjunta» que aún debe ser meditada por ambas partes, pero se muestra «partidario» de comenzar a captar posibles inversores y adelanta que ya ha habido grupos interesados. La construcción del futuro parque comercial y de ocio de Intu, concebido como el mayor complejo de este tipo de Andalucía y pendiente de la aprobación definitiva del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), reactivaría el entorno del Palacio y supondría un revulsivo para el recinto como reclamo turístico orientado al sector de congresos y exposiciones.

Desde el Ayuntamiento afirman que la inversión necesaria para remodelar el Palacio «es millonaria» y estudian varias fórmulas para potenciar su programa de actividades con el objetivo de garantizar «su viabilidad». El PSOE gobierna en minoría en Torremolinos y deberá buscar apoyos entre el resto de formaciones antes de definir una propuesta firme de ampliación del convenio con Turespaña, que deberá renovarse en la próxima primavera.

La búsqueda de turistas con mayor poder adquisitivo es uno de las asignaturas pendientes de Torremolinos, que lidera mes a mes las cifras autonómicas en cuanto a número de pernoctaciones pero no ha alcanzado la necesaria regeneración de su tejido comercial y económico. El turismo de congresos constituye uno de los sectores más atractivos en este sentido por el perfil de sus visitantes. Por su cercanía al aeropuerto y a Málaga capital, Ortiz considera que Torremolinos sería «un destino excelente» para este tipo de turistas, «como quedó demostrado en el Congreso Jurídico de la Abogacía», organizado el año pasado e inaugurado por el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy.

Infraestructura

La reforma integral del Palacio contemplaría reparaciones, instalación de infraestructura tecnológica y cambios en los elementos estructurales, según adelanta Ortiz, quien añade que el diseño, obra de los arquitectos Rafael de La-Hoz Arderius y Gerardo Olivares James, «deberá respetarse». El alcalde considera «incomprensible» que el inmueble, que califica como «singular y espectacular», no haya sido modernizado «desde su construcción».

La Universidad de Málaga (UMA) redacta desde hace semanas el Plan Director de Turismo de Torremolinos, un documento que analizará las ventajas competitivas del municipio en los mercados nacional e internacional con el objetivo de definir las acciones a implementar a corto y medio plazo en su oferta para consolidar su posición y diversificar sus segmentos. El turismo de congresos podría ser una de las propuestas incluidas en este catálogo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate