Torremolinos unirá la costa con la sierra a través del Camino del Agua

José Ortiz presentó ayer la gran apuesta turística del municipio para este año.
José Ortiz presentó ayer la gran apuesta turística del municipio para este año. / Salvador Salas
  • El municipio conectará la Gran Senda de Málaga y la Senda Litoral a través de un itinerario de seis kilómetros entre la playa y el puerto del Canuto

Torremolinos quiere convertirse en el nexo de unión entre los dos grandes itinerarios que recorren la provincia, la Gran Senda de Málaga y la Senda Litoral. Ambas pasan por la localidad, pero no confluyen. La primera discurre por su sierra -atraviesa la Cañada del Lobo- y la segunda por su costa, pero pronto podrán estar unidas a través del denominado Camino del Agua.

Este proyecto fue presentado ayer en el expositor de la Costa del Sol en la segunda jornada de Fitur. El presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, y el alcalde de Torremolinos, José Ortiz, dieron a conocer, junto a la concejala de Promoción Cultural, Aída Blanes, esta ruta, que pondrá en valor la sierra de Torremolinos y recuperará la historia de los recursos acuíferos que han marcado el desarrollo de este enclave desde la Prehistoria.

En concreto, este itinerario tendrá una longitud seis kilómetros, de los que 1.8 discurrirán por tramo urbano y el resto, 4.2, por senderos. De esta forma, se enlazarán el barrio costero de El Bajondillo con el puerto del Canuto (a 526 metros de altitud) y los Corrales de Caliche, donde se enlazará con la antes citada Gran Senda de Málaga.

El recorrido, cuyos trabajos de acondicionamiento y señalética se van a abordar en los próximos meses, tendrá una duración aproximada de dos horas y una dificultad media-baja -según el tramo-. Tendr´, además, un amplio valor etnográfico, histórico, paisajístico y ecológico.

El alcalde del municipio costasoleño enmarcó ayer la iniciativa en la apuesta del equipo de gobierno por abordar «la reinvención, recualificación, ampliación y diversificación de la oferta turística de Torremolinos para convertirlo en un producto global de múltiples experiencias y gran capacidad de seducción al visitante».

Esta ruta permitirá poner en valor la sierra de Torremolinos como activo turístico y a la vez «recuperar la historia viva, las raíces y el reencuentro del municipio con su pasado». «Torremolinos ha vivido de espaldas a su sierra, ha desarrollado un modelo turístico que ha conseguido grandes logros pero tenemos un activo importante y una gran historia que poder contar», dijo Ortiz.

En este nuevo itinerario se pondrán en valor tanto los manantiales y acuíferos de la sierra como los 19 molinos de agua con los que llegó a contar la localidad.

Este Camino del Agua, según explicó Ortiz, es una «actividad complementaria y singular» más que ofrecer al turista y supondrá la puesta en valor de la biodiversidad de Torremolinos en su más amplio contexto, sus espacios paisajísticos, sus recursos monumentales, su patrimonio ecológico, cultural e incluso geológico, con las cuevas del Murciélago y del Toro como espacios de iniciación a la espeleología, ha destacado el regidor.

Bendodo, por su parte, felicitó al Ayuntamiento de la localidad por esta iniciativa que «amplía los atractivos turísticos» del municipio y por su «continua apuesta» por diversificar su oferta.

Por otra parte, la jornada de ayer en Fitur sirvió también para que Torremolinos y Lucena (Córdoba) avanzaran en su proyecto para desarrollar una estrategia común para captar al turismo sefardí. Los alcaldes de ambos municipios, José Ortiz Juan Pérez se entrevistaron en la feria para incidir en esta apuesta común, anunciada el pasado mes de diciembre.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate