Diario Sur

El futuro de Málaga y la Costa del Sol se debate en la capital de España

Molas, De la Torre y Bendodo, ayer junto al equipo de cocina de Bibo, con Santiago Guerrero al frente.
Molas, De la Torre y Bendodo, ayer junto al equipo de cocina de Bibo, con Santiago Guerrero al frente. / Salvador Salas
  • El restaurante Bibo de Dani García, escenario de la cena-tertulia ‘Tradición y evolución. Claves para reposicionar un destino consolidado’

Las líneas de futuro del sector turístico de Málaga y de la Costa del Sol se marcaron anoche en un acto organizado en la víspera de Fitur. El restaurante Bibo, del prestigioso chef marbellí Dani García, en Madrid, fue el escenario elegido para este evento, organizado conjuntamente por el Ayuntamiento de Málaga y Turismo Costa del Sol.

Durante una cena-tertulia, que llevaba el título de ‘Tradición y evolución. Claves para reposicionar un destino consolidado’, se analizaron las perspectivas de futuro del turismo y el potencial que tiene Málaga como ciudad de los museos.

El presidente de Turismo Costa del Sol, Elías Bendodo, explicó, minutos antes del acoto, que el objetivo era «poner de manifiesto en qué se ha basado el éxito de la Costa del Sol pero, sobre todo, de analizar cómo vemos al destino en el futuro y hacerlo con la ayuda de expertos en el Turismo».

No en vano, en este encuentro estuvieron junto a Bendodo y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, importantes empresas del sector turístico, responsables de la Organización Mundial del Turismo, la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos, la Real Federación Española de Golf, así como responsables de cadenas hoteleras, navieras y diversos empresarios.

En el restaurante de Dani García, en el paseo de la Castellana, todos ellos analizaron de forma pormenorizada la situación actual del sector y cómo ha sido la evolución en estos últimos años. «Hace menos tiempo del que nos gustaría, la Costa del Sol sólo estaba centrada en explotar su atractivo más visible: el sol y las playas», aseguró Bendodo, quien insistió en que «ese posicionamiento, que apenas se diferenciaba en un mercado cada vez más exigente, no permitía evolucionar y exprimir todo el potencial de la provincia».

Por esa razón, en estos últimos años, Turismo Costa del Sol ha trabajado en la estrategia de segmentación del sector. Según el presidente de la Diputación, se ha hecho «en el convencimiento de que para crecer hay que diferenciarse, hay que ser únicos». Además, Bendodo añadió que «el nuevo contexto turístico mundial invita a reflexionar sobre nuevos retos y, con ellos, nuevas oportunidades que hay que afrontar a fin de mejorar la posición competitiva».

En ese sentido, el presidente de Turismo Costa del Sol detalló los distintos retos en los que el destino quiere seguir trabajando, como el objetivo de la conectividad para el mantenimiento de un destino líder como es la Costa del Sol.

El alcalde de Málaga destacó que «el turismo vive en la ciudad un momento dulce». «No podemos olvidar que en 2003 se alojaban en los hoteles de Málaga poco más de 400.000 turistas, que realizaban 860.000 pernoctaciones. En 2016 lo han hecho más de 1,2 millones de turistas, con más de 2,3 millones de estancias», recordó el regidor.

De la Torre se mostró convencido de que esta completa oferta cultural servirá para que Málaga vuelva a tener este mismo año un ejercicio magnífico gracias al desarrollo de unas políticas transversales que ha hecho de la ciudad «un destino transformado, en continua evolución para satisfacer la demanda de todos los turistas».

Por su parte, el presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turística (CEAHT), Juan Molas, que también asistió al acto, se mostró satisfecho por este tipo de eventos de «colaboración público-privada», que revierte en la mejora de un sector tan competitivo como el turístico.

Temas