Diario Sur

La hoja de ruta de Andalucía como destino turístico pone el foco en las pymes y el empleo

La hoja de ruta de Andalucía como destino turístico pone el foco en las pymes y el empleo
/ PAULA HERVELE
  • El Plan Estratégico de Marketing Horizonte 2020 cuenta con 420 millones de inversión para alcanzar 30 millones de turistas

Andalucía ha marcado, con el consenso del conjunto del sector, la hoja de ruta para consolidar su liderazgo turístico en el horizonte 2020. El Plan Estratégico de Marketing para los próximos cuatro años tiene como objetivos irrenuciables potenciar las pequeñas y medianas empresas para crecer en empleo de calidad. Este proyecto, que prevé una inversión de 420 millones de euros, tiene como objetivo “promover un destino único, inteligente y competitivo, fomentando la internacionalización de las pymes turísticas, apostando por la innovación en el marketing e investigación”, dijo el consejero de Turismo de la Junta, Francisco Javier Fernández, en la presentación de esta iniciativa.

El evento llenó el salón de actos de la sede de Turismo de profesionales del sector de toda Andalucía, que acogió con ilusión y entusiasmo este camino ahora por desarrollar. En la presentación se colaron los ecos de la voz que alzó el pasado miércoles el presidente de AC by Marriott, Antonio Catalán, sobre la necesidad de acabar con las prácticas de crear empleos en precario. De hecho rivalizaron en protagonismo con las intervenciones de los responsables sindicales de UGT y CC OO de Andalucía, Estrella Salas y Gonzalo Fuentes respectivamente, que insistieron en la necesidad de que los beneficios se vean refrendados en puestos de trabajo estables. También tomó el testigo el presidente del Consejo de Turismo de la CEA, Miguel Sánchez, para advertir que las empresas han salido ahora de un periodo de ocho años de crisis y que había que establecer un orden de prioridades en las que las cuentas de resultados se anteponían al empleo, una cuestión que ahora ya cambia porque las empresas vuelven a recuperar el pulso. Fernández fue contundente: “crear empleo y de calidad es un objetivo irrenunciable de este proyecto”.

Para alcanzar el reto final, el plan contempla cinco estrategias, que se desgranarán en cincuenta líneas de actuación y se concretarán en 2.000 acciones de promoción hasta el 2020. Los objetivos pasan por alcanzar los 30 millones de viajeros en cuatro años, con subidas anuales medias del 2%. También por aumentar en un 3,5% al año el número de turistas en temporada baja y crecer un 5% la tasa media anual del número de viajeros procedentes de mercados prioritarios, así como mejorar la posición comoetitiva en los emergentes. Además de mejorar el equilibrio territorial, de foma que el interior y las capitales de provincia acaparen el 40% de los viajeros, y apostar por la transformación digital de las pymes turísticas a través de la innovación e investigación.

El consejero se mostró convencido de que se trata de un documento clave, en el que han participado mas de 300 profesionales que han sugerido medio millar de iniciativas, para consolidar el buen momento del sector turístico andaluz y para avanzar hacia un destino competitivo e inteligente.