Diario Sur

Andalucía busca fórmulas para afianzarse como cuarto destino de turismo idiomático

El consejero de Turismo, ayer en el Encuentro Internacional de Enseñanza de Español. :: sur
El consejero de Turismo, ayer en el Encuentro Internacional de Enseñanza de Español. :: sur
  • Casi medio centenar de academias de español, que formaron el pasado año a unos 49.000 extranjeros, y ochenta profesionales analizan sus perspectivas de futuro

Aprender español es uno de los reclamos que ha colocado a los destinos andaluces en cuarta posición del ránking nacional de turismo idiomático. Afianzarse y consolidarse es el reto para el que medio centenar de academias de español, que formaron a casi 49.000 extranjeros el pasado año, buscan fórmulas con las que sacar un mayor partido al auge de este segmento. Ayer arrancó en Sevilla la séptima edición del Encuentro Internacional de Centros de Enseñanza de Español (Ecele 2016), que inauguró el consejero de Turismo y Deporte, Francisco Javier Fernández. En este evento, con asistencia de centros malagueños, se apostó por dar un impulso a este sector para aprovechar en Andalucía el buen momento del turismo idiomático por el auge del castellano, una lengua que, con 560 millones de hablantes, abre el mundo a quienes lo aprenden, recordó Fernández.

La comunidad, que tiene en Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y Estados Unidos como los principales emisores de turistas, reúne unas condiciones inmejorables para avanzar en este segmento. El consejero señaló que «se da un compendio de lo que buscan los estudiantes de idiomas, dado que aúna hospitalidad, patrimonio cultural y monumental, y climatología». Además, valoró la importancia de estos viajeros que recalan por periodos largos para aprender o perfeccionar el español y se acaban convirtiendo en prescriptores del destino, al que suelen volver con amigos o familiares. El perfil de estos visitantes responde al de jóvenes de entre 18 y 30 años, con mayor presencia de mujeres, en torno al 60%.

Entre las estrategias para poner en valor a estos viajeros, Fernández apuntó la necesidad de darles a conocer lo que ofrece la comunidad para crecer en este segmento y aprovechar las oportunidades que presenta para el conjunto de la industria turística.

Los 80 profesionales que se han dado cita en este evento, entre profesores y prescriptores internacionales y gestores de escuelas de idioma, constataron la tendencia al alza en la demanda. En esta cita, que está organizada por la Federación de Asociaciones de Escuelas de Español para Extranjeros (Fedele), integrada en la actualidad por siete organizaciones que en total suman 85 centros de enseñanza, Fernández apuntó que «en los últimos años este segmento ha adquirido un importante ritmo de crecimiento, ya que cada vez son más las personas cuya motivación para viajar se basa en el aprendizaje o el perfeccionamiento de un idioma distinto al nativo, pero también por sus posibilidades de combinación con actividades lúdicas y turísticas».