Diario Sur

«Lo primero que hay que hacer es definir los productos turísticos a diez años vista»

Juan Molas, en el expositor de SUR in English.
Juan Molas, en el expositor de SUR in English. / Salvador Salas
  • Juan Molas, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos

  • Considera que abrir el debate para consolidar este crecimiento requiere de inmediatez y de diálogo permanente entre el sector público y privado

Es una de las personas más solicitadas en el ajetreado ritmo de ir y venir de profesionales turísticos en el recinto ferial donde se celebra la World Travel Market de Londres. Sin embargo, Juan Molas, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), hace un hueco para hablar del potencial de la Costa del Sol, defender la necesidad de abrir un debate sobre cómo consolidar el éxito actual y apostar por definir los productos turísticos a diez años vista.

–¿Cómo ve el futuro de la Costa del Sol tras los contactos con operadores en esta WTM?

–Todas las previsiones apuntan a un fuerte crecimiento. Más allá de los operadores, aquí se ha puesto de manifiesto que los grandes fondos de inversión tienen puesto el foco en el litoral malagueño. Ven en este destino una doble oportunidad. Constatan la posibilidad de reconvertir una planta hotelera y de hacerlo más allá de la propia estructura convencional. Pero también valoran que es un destino con una oferta diversa que permite fomentar productos de turismo activo, deportivo, cultural, de salud...

-Y entonces, ¿qué considera que se debe hacer en estos momentos?

-Significa que cuando los grandes inversores focalizan la mirada en un destino tenemos que ofrecerles un gran acuerdo público y privado para ser capaces de llevar a cabo una gran transformación urbana, de zonas peatonales, de servicios, de playas y de una mayor y nueva oferta de ocio diferenciado.

-¿Cree que es el momento de abrir un gran debate?

Requiere de una inmediatez. El sector privado tiene claro cuales son las prioridades, pero eslo principal ahora es definir bien los productos turísticos a diez años vista. El retorno y la rentabilidad de las inversiones es ahora la adecuada, porque los flujos y la estabilidad de éstos así lo indican. A ello se suman que ofrecen unas amplias y buenas conexiones aéreas, una seguridad como concepto global, es decir, ciudadana o sanitaria, y una gran comodidad para el viajero. España ofrece todo lo que el turista desea.

-¿Satisfecho con los resultados que ofrece la feria sobre el Reino Unido?

-Sí. Además, la bajada de la libra parece que se estabiliza, entre los competidores parece mejorar Egipto, aunque no es una competencia para la Costa. Las reservas para el invierno están funcionando muy bien, con niveles de dos dígitos por encima de las ventas cerradas el pasado año por estas mismas fechas. Los resultados son tranquilizadores y eso es importante porque el turismo se la juega en este mercado, que es el principal cliente internacional.

-¿Qué consejo le daría al sector a la vista de las conclusiones extraídas en esta WTM?

-Que vayamos unidos en la defensa de los intereses a través de las asociaciones profesionales para ganar fuerza y para que todos rememos en la misma dirección hacia el éxito. También hay que hacer una apuesta más decidida por las nuevas tecnologías. Al margen de que se presenta como un aspecto clave mantener la profesionalidad y tener más empatía con nosotros.