Diario Sur

Elías Bendodo: «Los británicos brindan a la Costa del Sol un sobresaliente cum laude»

Bendodo, en el mostrador de la Costa del Sol, ubicado en el expositor de Andalucía en la WTM de Londres.
Bendodo, en el mostrador de la Costa del Sol, ubicado en el expositor de Andalucía en la WTM de Londres. / Salvador Salas
  • La completa oferta y la seguridad del destino, principales ases con los que seguir triunfando en el principal mercado emisor

Los viajeros británicos son el alma del negocio turístico de la Costa del Sol. Es el principal cliente internacional y con un peso que supone el 30% de la actividad que generan los viajeros extranjeros. Y a la vista de las previsiones seguirán siéndolo. El presidente de Turismo Costa del Sol, Elías Bendodo, avanza las claves del éxito y la estrategia a desarrollar tras una WTM que confirma que las sensaciones en este mercado son muy buenas.

–La Costa del Sol ha desembarcado en Londres como uno de los destinos españoles que más crece. ¿Cuál cree que es la esencia de este éxito?

–Son varias. La coyuntura económica británica, la completa oferta de Málaga, la seguridad que ofrece nuestro destino o la debilidad de otros competidores. Nuestra presencia y esfuerzo promocional han estado orientados a mejorar los indicadores de viajeros y pernoctaciones de turistas británicos en la Costa del Sol. Llegamos a esta cita con muy buenas sensaciones y confirmamos positivos datos en el mercado.

–¿Con qué ases cuenta la Costa del Sol para seguir ganando viajeros en su principal mercado emisor internacional?

–Las líneas aéreas nos siguen garantizando el alto grado de conectividad con nuestro destino, los touroperadores siguen apostando por nosotros, así como los consorcios de agencias de viaje independientes. Estamos cargados de buenas noticias y eso nos produce optimismo, siempre sin bajar la guardia claro está.

–¿Qué pronósticos les han trasladado los touroperadores respecto al próximo año?

–Hemos tomado el pulso al mercado. Nuestros esfuerzos se han centrado en mostrar ante el turista británico que somos un destino completo y de alta calidad que ofrece todo cuanto pueden demandar los turistas británicos. Sol y playa, golf, cultura, gastronomía, interior… La oferta es total. Podemos ser la playa, el campo de golf, el museo, el puerto de cruceros, el monumento, el paraje natural o el restaurante. Ésa es la filosofía promocional de nuestra principal industria, el turismo. Además, tenemos un indicador muy positivo y es la previsión de asientos con Reino Unido entre noviembre de 2016 y abril de 2017. Estas cifras hablan del crecimiento de un 29% con res-pecto al mismo período del año anterior y eso es un termómetro realmente positivo.

–Han mantenido una apretada agenda de contactos. ¿Qué acuerdos han cerrado en el marco de esta feria?

–Acudimos a la Wolrd Travel Market acompañado de 120 empresarios del sector turístico costasoleño. Hemos desarrollado una intensa agenda profesional orientada a todo tipo de profesionales del turismo. En total habrán sido una veintena de citas profesionales, que se convertirán en unos 300 contactos si se suman los de las empresas locales.

–Los ingleses cada vez demandan más actividades complementarias a realizar en sus vacaciones, además de disfrutar del sol y la playa. ¿En qué segmentos van a insistir?

–En general hemos insistido en mostrarles que somos un destino completo, sin dejar de lado ningún segmento. Pero este año hemos prestado especial relevancia a nuestro nuevo segmento: Sport Destination, que también se incorpora a nuestra ya de por sí, amplísima oferta turística. Es el objetivo: seguir avanzando en la estrategia de segmentación y en la diversificación de la oferta turística gracias a los segmentos. Ellos son la base del nuevo modelo de comercialización. Además, tenemos previsto poner en marcha campañas muy ambiciosas, como la que hemos acometido en el Metro...

–En esta ocasión han programado una acción especial fuera de Londres. ¿Por qué y qué resultados reporta?

–Este año abarcamos prácticamente a todo el territorio británico con una acción previa que hemos desarrollado en Manchester, Glasgow y Edimburgo, mercados de origen muy importantes también. El objetivo es seguir mejorando los indicadores y aumentar la llegada de viajeros desde los diferentes puntos del territorio británico. Ha sido tan beneficiosa la campaña que pensamos repetir este modelo el próximo año.

–Los británicos vienen a suponer el 30% del negocio hotelero internacional o de la entrada de viajeros por los aeropuertos. ¿Qué papel juega en ello las buenas conexiones aéreas con Málaga?

–Es fundamental la salud de nuestra conectividad aérea con Reino Unido, que es excelente. Tenemos vuelos directos a 18 ciudades británicas y 22 aeropuertos. Hasta septiembre de 2016 ya han llegado a Málaga 2.206.067 pasajeros británicos por el aeropuerto de Málaga-Costa del Sol y para los próximos seis meses se cruzará el umbral del millón de plazas ofertadas: 1.158.028 asientos, frente a las 900.084 plazas entre noviembre de 2015 y abril de 2016. Esto supone más de 258.000 asientos de diferencia.

–Estos turistas son unos viajeros fieles que conocen muy bien el destino. ¿Cómo conseguir que sigan enganchandos al mismo?

–La fidelidad del turista británico está garantizada y su nivel de satisfacción es muy alto, cada año creciente. Casi el 100% califica su visita de muy positiva, casi el 99% recomendaría el destino y dan una puntuación que supera el 9 sobre 10. Los turistas británicos nos brindan un sobresaliente cum laude. Ese es el gancho

–¿Temen el efecto del ‘Brexit’?

–Todavía es pronto para hacer previsiones. Una de las claves de la visita a la WTM estaba en conocer sobre el terreno cómo se comportará este mercado en los próximos meses. Eso sí, partimos de unos datos muy buenos que nos hacen ser optimistas y nos dan fuerza para seguir trabajando en mejorarlos. Y es que el tan temido ‘Brexit’ no lo ha sido tanto, más allá de una mayor prudencia en el presupuesto de viaje. Si en 2015 se elevó a 1.183,25 euros de media, cuando en 2014 era de 1.070 euros (11% más)… En lo que llevamos de 2016 ha descendido levemente el presupuesto a los 920 euros. Pero parece que ha sido una eventualidad.