Diario Sur

Touroperadores esperan que Iberia amplíe los recién estrenados vuelos de Madrid a Tokio

tokio. Touroperadores esperan que Iberia amplíe «en un futuro cercano» las tres frecuencias de la recién estrenada ruta Madrid-Tokio, ante la «buena acogida» que ha despertado su regreso al mercado japonés, 18 años después, siendo la única aerolínea con vuelos directos entre Japón y España, según manifestaron fuentes del sector a los medios durante un evento en la Embajada de España en la capital nipona con motivo de la reanudación de la ruta. Esta conexión será clave también para aumentar en la Costa y en el conjunto de Andalucía la llegada de viajeros japoneses.

El vuelo inaugural de la ruta Madrid-Tokio, la más larga de la red de la aerolínea española, aterrizó el pasado miércoles en el aeropuerto de Narita, con 15 minutos de antelación sobre el horario previsto, donde fue recibido con el tradicional arco de agua para darle la bienvenida y donde le esperaba una nutrida representación de medios japoneses. «Iberia ya voló a Tokio en 1986 pero ahora lo hacemos en mejores condiciones» y después de «un trabajo de mucho tesón», celebró el presidente ejecutivo de la compañía, Luis Gallego, durante su intervención en un acto por la noche en la embajada, que contó con la presencia del embajador de España en Japón, Gonzalo de Benito, así como de representantes de las oficinas de Turismo de Japón y Tokio, entre otros invitados.

Gallego recordó que América Latina es el «mercado decano» de la aerolínea frente a Japón, destino al que vuelve con el objetivo de convertirse en «un referente para los viajeros que quieran volar a uno y otro lado», que podrán conectar además con destinos de Europa y África, en una red que ofrece 125 destinos en 48 países.

El presidente de Iberia confió en que la ruta Madrid-Tokio contribuya a incrementar aún más las relaciones económicas, culturales y sociales ya existentes entre España y Japón «dos pueblos que se admiran mutuamente». «Hoy Iberia es una compañía rentable, que se abre a nuevos mercados, que ve su futuro con optimismo e invierte en sus clientes. Estamos a mitad de camino, pero hitos como el de este vuelo, nos animan a perseguir ese objetivo con más empeño y mayor ilusión si cabe», aseguró. De su lado, el embajador de España en Japón, Gonzalo de Benito, incidió en que las relaciones bilaterales «van muy bien» y prueba de ello es el incremento registrado en los intercambios comerciales con 5.800 millones de euros en 2015. Asimismo, señaló que 2014 fue un año récord en inversión de empresas japonesas en España, y este año también.