Diario Sur

Sarasola: «La Costa del Sol es uno de los destinos que más nos interesan»

Kike Sarasola avanza algunas claves de la nueva aventura que inicia Room Mate en las playas. :: sur
Kike Sarasola avanza algunas claves de la nueva aventura que inicia Room Mate en las playas. :: sur

Se muestra entusiasmado con la nueva aventura que inicia con Room Mate y eufórico con la acogida del proyecto, y es que no para de recibir propuestas de hoteles que podrían encajar en la iniciativa. «Estamos en fase de buscar, atender alternativas que nos plantean y mirar y sopesar qué hoteles se adaptan a nuestra filosofía», aseguró a este periódico Kike Sarasola, presidente de Room Mate Hoteles.

¿Qué les lleva a entrar en el negocio del turismo vacacional?

Nos lanzamos a una nueva aventura porque es lo que nos piden los clientes de nuestros hoteles urbanos. Nosotros evolucionamos escuchando a nuestros viajeros y ellos nos demandan este modelo en las playas del sur, de Canarias o de Baleares. Nosotros estamos encantados con esta nueva etapa y con la impresionante acogida.

La Costa del Sol es uno de los litorales elegidos. ¿Qué supondrá este destino en esta nueva andadura?

Para nosotros la Costa del Sol es uno de los destinos que más nos interesan. Es muy importante para Room Mate, que ya cuenta en la ciudad de Málaga con tres hoteles.

¿Dónde están poniendo el foco en la Costa?

En estos momentos estamos estudiando varios proyectos. Queremos estar en Marbella, pero estamos valorando todas las propuestas que nos llegan, para gestionar establecimientos a largo plazo bajo nuestra marca Room Mate Playa, pero también estamos buscando inversores para los activos que están en venta.

¿Qué tipo de hoteles buscan?

Tienen que estar junto al mar, con un mínimo de 150 habitaciones.

¿De más de cuatro estrellas?

De tres para arriba, porque nosotros no nos regimos por las estrellas, sino por las experiencias que trabajamos. En todos ellos nos vamos a acoplar a los entornos.

¿Cómo van a innovar en el turismo vacacional?

Con mil detalles rompedores. Pensando más en las familias y los niños, y en todo lo que haga que el cliente sienta que el hotel piensa en hacerle feliz.