Diario Sur

La cadena hotelera Room Mate contempla la Costa del Sol en su estreno en el turismo vacacional

Kike Sarasola promociona sus nuevos hoteles de playa sentado en una cama llena de arena.
Kike Sarasola promociona sus nuevos hoteles de playa sentado en una cama llena de arena.
  • Kike Sarasola avanza que los nuevos proyectos, pretende alcanzar 2.000 nuevas habitaciones en primera línea de playa, verán la luz en el verano de 2017

La cadena hotelera Room Mate diversifica su negocio, ahora concentrado en hoteles urbanos, y da el salto al turismo vacacional, incluyendo la Costa del Sol en estos nuevos planes de expansión. La cadena, presidida por Kike Sarasola, pretende innovar en el segmento de sol y playa y contempla abrir 2.000 nuevas habitaciones en establecimientos junto al mar en el litroal malagueño, Baleares, Canarias y México. Los nuevos proyectos verán la luz en el verano de 2017 "para marcar tendencia en el turismo costero con la misma filosofía disruptora de la cadena", explican.

Asimismo, aseguran que la cadena valora en estos momentos algunas aternativas y cierra ya operaciones en destinos como Ibiza, Mallorca, Canarias y la Costa del Sol.

“Esta es una de las apuestas más grandes de Room Mate para los próximos años. Una vez consolidado el proyecto urbano de la cadena, este lanzamiento surge en respuesta a toda la gente que lleva tiempo demandándonos el concepto de Room Mate Hotels en destinos de playa. Queremos llevar a localizaciones vacacionales privilegiadas la esencia de Room Mate: una excelente ubicación, un magnífico diseño, un trato cercano a nuevos destinos y nuevos conceptos. Desde nuestros orígenes nos hemos caracterizado por pensar en el cliente y escucharlo. Esta nueva línea es reflejo de ello, y ofrecerá a nuestros `RoomMates´ increíbles novedades que aún no podemos desvelar", asegurá Sarasola.