Diario Sur

Nuevos reclamos permitirán al interior de Málaga superar por primera vez el millón de viajeros

Vista del Caminito del Rey, el as con el que el interior de la provincia gana la partida en turismo.
Vista del Caminito del Rey, el as con el que el interior de la provincia gana la partida en turismo. / Sur
  • La oferta de alojamientos rurales ganan hasta julio un 18% de turistas, tras un año en el que este segmento proporcionó 836 millones de euros

El Caminito del Rey es el estandarte de los nuevos reclamos turísticos con los que el interior de la provincia remonta y gana en atractivo. Sin embargo, no es el único. Los amantes del senderismo cuentan ya con un producto como la Gran Senda, que gana adeptos más allá de nuestras fronteras. También, la declaración del Sitio de los Dólmenes de Antequera como Patrimonio de la Humanidad se convierte en un imán más que contribuye a que la oferta de turismo rural malagueña prevea para este 2016 el año del despegue. Los pronósticos consideran factible superar este año por primera vez y ampliamente la barrera del millón de viajeros, incluso bajando algo el ritmo de crecimiento que este segmento acumula hasta el pasado mes de julio.

noticias relacionadas

Los datos hasta dicho periodo constatan el tirón de una oferta, que ya en 2015 inyectó 836 millones de euros. Concretamente, las cifras apuntan a un crecimiento del 18% de turistas que han permitido elevar un 11% el negocio de las estancias en los alojamientos rurales, según los datos facilitados por el presidente de la empresa pública Turismo Costa del Sol, Elías Bendodo, en base a las cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Estos nuevos reclamos, a los que pronto se sumará la Declaración de la Sierra de las Nieves como parque nacional, que supondrá un gancho más para ganar visitantes, están calando con mayor intensidad entre los viajeros extranjeros que buscan en la provincia algo más que sol y playa y que encuentran en el interior de la misma un complemento perfecto para vivir una experiencia redonda. De hecho, las estadísticas ponen de manifiesto este tirón internacional y apuntan a un aumento de visitantes extranjeros de un 32% respecto a 2015. Unos viajeros extranjeros que también han acrecentado el negocio turístico al reservar un 22% más de noches en las casas y hoteles rurales de la provincia, advirtieron desde Turismo Costa del Sol.

Desde el operador Rural Andalus advirtieron también de nuevas tendencias en este negocio. La directora de este grupo, Isabel Heras, señaló que se constata que las salidas han dejado de concentrarse casi exclusivamente en los fines de semana para aumentar de forma paulatina las escapadas de varias noches de lunes a viernes. También apuntó el salto de calidad de la oferta alojativa, tanto de las casas como de los hoteles, que ponen en valor vivir las experiencias locales de la mano de la gastronomía o de las tradiciones. «Las ventas han crecido en torno al 5% en lo que va de año y eso que para el turismo rural la temporada alta arranca en el final de septiembre. Octubre ha comenzado con mucha fuerza», dijo.

En esta línea, María Herrero, directora de la cadena B bou, confirmó el tirón internacional de este tipo de hoteles boutique del interior como los que conforman el de la Viñuela, Cortijo Bravo, ambos en Vélez, y Molino del Arco, en Ronda: «Reino Unido, Alemania, Polonia y Estados Unidos son los países de donde proceden la mayor parte de nuestros clientes».

Mucho recorrido

Los profesionales coinciden en que no se trata de una moda que pueda ser pasajera sino que prevén que este crecimiento se consolide y vaya a más porque los nuevos reclamos turísticos del interior no sólo calan sino que se adaptan al perfil del nuevo viajero y mejoran su presencia en las redes y en los canales de comercialización ‘on line’.

Las cifras hablan por sí solas. El Caminito del Rey sólo desde el pasado mes de abril hasta septiembre ha atraído a 130.000 visitantes, la punta del iceberg que ha supuesto la rehabilitación de este proyecto que ha permitido captar inversiones para la zona. Los pueblos de influencia de esta nueva atracción turística recibirán otro revulsivo tras conceder el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas una ayuda de diez millones de euros, procedentes del Fondo Europeo de Desarrollo Regional y que se elevarán a 12,5 millones porque Diputación aportará 2,5 más. Dentro de esta partida se llevarán a cabo 16 actuaciones en el entorno del Caminito del Rey para impulsar aún más el turismo en esta zona, que en el primer año de vida, que cumplió el pasado marzo, de este reclamo registró 300.000 visitas.

Y aunque el Caminito del Rey aparece como la estrella por su impacto mediático internacional, la Gran Senda se ha convertido en un imán que ha captado 1,2 millones de amantes del senderismo en lo que va de año. Este itinerario circular de largo recorrido, auspiciado por la Diputación de Málaga, cuenta con 35 trazados que pasan por las distintas comarcas malagueñas, desde la Axarquía a la Serranía de Ronda. Se trata de un circuito de algo más de 650 kilómetros de longitud, que permite a los malagueños y a los visitantes una opción saludable para conocer los espacios protegidos, pueblos con encanto y en una gastronomía singular que despierta el interés por redescubrir una oferta que viene como anillo al dedo a complementar el sol y playa.

A todo ello se une la Declaración de Patrimonio de la Humanidad de Los Dólmenes de Antequera, que dinamizará esta comarca y que ya hasta septiembre ha recibido 117.393 visitas, un 23% de ellas de viajeros de fuera de las fronteras. El interior se ha convertido en un nuevo desafío para un turista que pensaba sólo en mar y buen clima como sinónimo de Costa del Sol.