Diario Sur

Los profesionales andaluces se preparan para una nueva revolución en el turismo

Profesionales acceden al Centro de Innovación Andalucía Lab.
Profesionales acceden al Centro de Innovación Andalucía Lab. / SUR
  • Andalucía Lab reunirá sólo durante el presente mes a medio millar de empresarios y empleados del sector dispuestos a ponerse a la última

La inteligencia artificial o la realidad virtual serán los ejes de la nueva verdadera revolución en la industria de distribución de viajes en el futuro, según afirma un estudio realizado por la London School of Economics y encargado por Amadeus, proveedora de soluciones tecnológicas para el sector turístico. Conscientes de la necesidad de estar a la última, ante el vertiginoso ritmo en el que se producen los cambios, en Andalucía, sólo en el presente mes de octubre, medio millar de profesionales del sector de las ocho provincias participarán en el Centro de Innovación Turística Andalucía Lab en cursos con los que no perder comba en los nuevos canales de comercialización o de promoción.

Esta entidad dependiente de la Consejería de Turismo y Deporte, que persigue fomentar la transferencia de conocimiento en el ámbito digital e impulsar su implantación en las pymes, impartirá casi una veintena de talleres, de los que una decena se desarrollarán en la propia sede del centro, ubicada en Marbella, y los otros nueve en diversos puntos del resto de provincias, dentro de la política de facilitar el acceso al conjunto del sector turístico andaluz.

Las temáticas están en sintonía con las oportunidades que brindan las nuevas tecnologías de la comunicación, como son la creación de planes de contenidos para empresas, marketing y reputación ‘on line’, email marketing, aplicaciones móviles, comercialización y gestión de redes sociales como Instagram, Youtube, Linkedin o Tripadvisor.

La importancia de las redes sociales en los negocios ha llevado a programar dos cursos monográficos, que se extenderán cada uno durante cuatro jornadas, sobre la labor del community manager como nueva profesión 2.0 y la creación de redes sociales.

También se celebrará una semana de consultoría, en la que se prevé asesorar a unas 24 empresas, y se realizarán diversas visitas a instalaciones de alumnos de ciclos formativos de turismo para llevar a cabo un acercamiento a las novedades tecnológicas aplicadas a esta industria.

Los ‘guardianes’

El último informe de la London School of Economics advierte de que las presiones de la industria y los consumidores generarán una mayor complejidad tanto en los contenidos como en las tecnologías. Además, señala que los clientes comienzan a esperar contenidos más personalizados en toda su experiencia de viajes, por lo que las tecnologías que gestionan la diferenciación entre los servicios y las tarifas de las líneas aéreas irán haciéndose cada vez más sofisticadas.

Además, aquellos actores que no sean capaces de innovar a una velocidad suficiente para adaptarse a estos cambios podrían perder oportunidades de crecimiento, tal y como indica el informe.

En general, en este estudio se considera que las expectativas que los consumidores tienen del comercio minorista se propagarán rápidamente al sector de la distribución de viajes obligando a los actores de esta última industria a responder a ellas mediante colaboraciones amplias que permitan la agregación, el procesamiento y el aprovechamiento de los macrodatos derivados de ellas. El papel de los ‘gatekeepers’ o «guardianes», los gigantes de la informática con interfaces de consumidores de primer nivel, continuará ampliándose dentro del sector de la distribución de viajes, particularmente mediante el uso de asistentes virtuales, tecnologías de pago y soluciones de integración en redes sociales.

Es muy probable que la envergadura y el poder de los «grandes metabuscadores de viajes híbridos» (agencias de viajes online con marcas de alcance mundial y capacidades de metabúsqueda) sigan aumentando. Por tanto, su influencia sobre la cadena de distribución se incrementará gracias a la posibilidad de negociar mejores contenidos y condiciones sin dejar de recibir comisiones.

Para evitar confundir a los consumidores y perder oportunidades, el informe recomienda que la distribución industrial deje atrás el paradigma de acuerdos y relaciones contractuales bilaterales. Además, los modelos de negocio del ámbito de la distribución deberán evolucionar para incluir en mayor medida la innovación compartida, la cultura de la experimentación y las alianzas transectoriales. Las plataformas de economía compartida continuarán creando nuevos mercados y erosionando las cuotas de proveedores de intermediación.