Diario Sur

fotogalería

/ Salvador Salas

El Gran Hotel Miramar ya tiene su corona

  • El edificio recupera este elemento que adornaba su fachada en los años 20 y que fue destruido durante la Guerra Civil

El Gran Hotel Miramar ya luce su corona. Desde hoy, el edificio cuenta con una inmensa corona dorada, réplica del diseño original que el entonces Hotel Príncipe de Asturias tenía en su primera etapa, entre 1926 hasta 1936, obra del arquitecto Fernando Guerrero Strachan y que fue destruida con la proclamación de la Segunda República en el 1931, según el arquitecto autor del proyecto de rehabilitación de este emblemático edificio, José Seguí. Para su creación se ha tenido que buscar en los archivos históricos para hacer la réplica exacta de la corona que lucía el edificio en su fachada principal. La pieza ha sido elaborada por un taller de artesanía malagueño.

El acto, que se ha calificado de momento histórico, ha contado con la presencia de José Luis Santos, presidente de Hoteles Santos. Todo el proceso para colocar el ornamento se ha prolongado durante una hora y ha terminado con un sonoro aplauso.