Diario Sur

Invertirán 20 millones en el Fuerte Marbella para convertirlo en un cinco estrellas

Vista de la piscina del hotel Fuerte Marbella, inaugurado en 1957.
Vista de la piscina del hotel Fuerte Marbella, inaugurado en 1957. / SUR
  • La cadena Fuerte Hoteles prevé realizar las obras en el invierno de 2017, dado que el proyecto está aún en fase de tramitación urbanística

En el invierno en el que cumplirá sesenta años, el hotel Fuerte Marbella se convertirá en un cinco estrellas. Así lo contempla la cadena Fuerte Hoteles, que tiene ya en marcha la tramitación urbanística para hacer de este emblema de la hotelería de Marbella el primer cinco estrellas de la compañía andaluza. El director general del grupo, José Luque, avanzó ayer que se llevará a cabo una profunda renovación para subir de categoría, que supondrá una inversión de 20 millones de euros.

Las actuaciones, que abarcan las 263 habitaciones y toda la zona noble, que incluye un club de playa, se espera que puedan comenzar en el invierno de 2017, dado que la paralización del Plan General de Ordenación Urbanística de la localidad provocará una mayor demora en estos trámites. Sin embargo, Luque mostró su confianza en poder comenzar las obras en el invierno en que el hotel, un edificio pionero en el que se instaló el primer ascensor de la Costa del Sol, cumple 60 años.

El Fuerte Marbella fue el germen de una cadena familiar que en la actualidad cuenta con siete hoteles en Andalucía y participa como accionista mayoritario en otros dos en Jamaica, donde también tienen en marcha un tercer establecimiento. El grupo tiene 1.731 habitaciones en las instalaciones andaluzas y 700 en las jamaicanas, dando empleo en el país a una media de 700 personas.

El camino hacia su conversión en un hotel de lujo comenzó hace ya tres años, cuando se remodeló una planta de este establecimiento para destinarla a viajeros exclusivos, implantando un concepto de lujo, con servicios personalizados. «En Marbella hay capacidad y potencial para la oferta de cinco estrellas. Queremos mejorar todos los servicios y potenciar la gastronomía», dijo Luque orgulloso de hacer de la que fue la primera incursión de su padre en el sector una nueva referencia del lujo, en el marco de una estrategia empresarial de turismo responsable, en el que se vela por cuidar el medio ambiente y se favorece al entorno social y económico.

En estos momentos, Luque señaló también que paralelamente a la tramitación urbanística del proyecto para subir de categoría el Fuerte Marbella se ha puesto en marcha un concurso de diseñadores de interior para su remodelación.

La cadena ya realizó el pasado año una inversión de seis millones de euros para posicionar en el segmento de ‘solo adultos’ el otro hotel con que cuenta en Marbella, el Fuerte Miramar, que ahora se comercializa bajo la nueva marca de la empresa Amare. Con esta actuación, el grupo daba un paso importante en la diversificación del negocio, hasta ahora muy concentrado en el turismo familiar.

En esta línea de ampliar el abanico del negocio, el Grupo El Fuerte con presencia en seis emplazamientos (dos hoteles en Marbella, un resort en Conil, otro hotel en la Sierra de Grazalema, uno en El Rompido y otro en Estepona, además de una línea de apartamentos en alquiler en este último municipio malagueño y en Torrox), prepara su primera incursión en el segmento de lujo con fuerte tirón en la localidad de Marbella.