Diario Sur

El PP pide a la Junta más celeridad en la regulación de los chiringuitos

Empresarios de los chiringuitos junto a Bendodo y Moreno. :: efe
Empresarios de los chiringuitos junto a Bendodo y Moreno. :: efe

El presidente del PP-A, Juanma Moreno, criticó ayer la «falta de ambición, coraje, decisión y trabajo» por parte de la Junta de Andalucía respecto a los chiringuitos de la costa andaluza y le ha pedido «voluntad política» y «disponibilidad» para llegar a un acuerdo que facilite la normalización de la situación de estos establecimientos.

Moreno mantuvo una reunión en Torremolinos con empresarios de los chiringuitos para abordar la problemática existente, recordando que son 700 establecimientos en Andalucía que dan trabajo a 40.000 andaluces y que representan 500 millones de facturación, por lo que «estamos hablando de una actividad económica fundamental y prioritaria en nuestra comunidad». «No puede haber más negligencia, no puede haber más brazos cruzados, no se puede mirar para otro lado, tiene que haber soluciones ya del Gobierno competente, que es la Junta», manifestó el líder del PP-A, quien ha señalado que espera que se dé una respuesta por parte de la Junta «si puede ser hoy mismo» o «esta misma semana».

También señaló que los empresarios que se dedican a esta actividad se han encontrado con problemas como la adversidad y falta de seguridad jurídica por diversas circunstancias, indicando que la primera de ellas fue en 2007 cuando el Gobierno de la Nación con José Luis Rodríguez Zapatero al frente impulsó medidas y normas «que ponían en situación de riesgo los chiringuitos». En 2011, ha continuado, las competencias fueron traspasadas a la Junta de Andalucía «y desde entonces hemos pedido que se regularice y se normalice la situación», habiendo «plena voluntad por parte de todos los empresarios y trabajadores» para ello.

En este sentido, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio rechazó estas críticas y aseguró que la Junta «sigue trabajando para dar seguridad jurídica a los empresarios de chiringuitos, tal y como viene haciendo de forma permanente, con máxima implicación y en colaboración con el sector de chiringuitos de playa para resolver cuanto antes la situación generada tras la sentencia del Tribunal Supremo». También indicó que «en contra de lo que dice Moreno, la falta de seguridad jurídica, la incertidumbre la ha traído la anulación de una norma aprobada precisamente por el gobierno de Mariano Rajoy, no por ningún gobierno anterior».