Diario Sur

La UMA y TSS Group sientan las bases para crear un Centro de Inteligencia del Turismo

Alumnas becadas y premiadas por sus trabajos, junto a Guevara, Molina y Narváez. :: francis silva
Alumnas becadas y premiadas por sus trabajos, junto a Guevara, Molina y Narváez. :: francis silva
  • El rector y el presidente de este operador turístico presentaron ayer la Cátedra Manuel Molina de Innovación Turística, que se desarrolla en el marco de Andalucía Tech

La apuesta por el talento del empresario malagueño Manuel Molina, presidente del primer operador turístico independiente de Centro Europa que agrupa a 3.500 agencias de viaje de siete países, fundamentalmente de Alemania, Polonia y Hungría, y el compromiso de la Universidad de Málaga han permitido la puesta en marcha de la Cátedra Manuel Molina de Innovación Turística, con la que se sientan las bases de la creación de un Centro de Inteligencia del Turismo de Málaga. La cátedra, presentada ayer por el rector de la Universidad, José Ángel Narváez; el decano de la Facultad de Turismo, Antonio Guevara, y el presidente de TSS Group, el malagueño Manuel Molina, supone el germen de este ambicioso proyecto que aspira a convertir a Málaga en un referente mundial en innovación turística.

En la presentación de esta nueva disciplina, que se desarrolla en el marco del campus de Excelencia Internacional de Andalucía Tech con la Universidad de Sevilla, el rector de la UMA destacó que se trata de un «evento importante para la Universidad, y no son unas palabras de protocolo sino reales». Tras agradecer el compromiso del empresario Manuel Molina, invitó a instituciones, empresarios y profesionales del turismo a participar en esta cátedra que nace con vocación de foro con el que enriquecer el conocimiento sobre un sector clave para la generación de riqueza, de empleo y, sobre todo, para la transformación de la sociedad.

Un foro de debate

En el acto, que contó con la presencia de profesores de universidades alemanas y responsables de aerolíneas como Germania, Manuel Molina afirmó que esta cátedra es una «iniciativa ambiciosa, pero posible. Contamos con la estructura académica y con el apoyo del sector y de responsables públicos que hacen posible que el sector desarrolle sus capacidades».

Además, insistió en que el turismo necesita de profesionales muy cualificados y que confía en que el centro de inteligencia va a ser «un foro de debate con dinamismo, fuerza y inteligencia, que debe estar aquí porque aquí está la fuerza de esta industria. El turismo es una vivencia personal, y esto supone un desafío tecnológico que obliga a buscar nuevas soluciones para hacer más fácil la elección del viaje y la reserva. El móvil es el futuro».

Molina aseguró que esta cátedra tiene vocación de convertirse en referencia global. «La inteligencia no conoce fronteras, por eso esta plataforma va a ser mundial para traer empresas del extranjero y centrarlas en Andalucía», dijo.

En este acto, en el que el decano de Turismo, reivindicó la necesidad de un impulso a la aplicación de las nuevas tecnologías al desarrollo de esta industria, tres jóvenes estudiantes recibieron sendas becas, concedidas por TSS Group, para que durante un mes, el próximo noviembre, estos alumnos estén en contacto con operadores y agencias alemanas para conocer de primera mano la comercialización de los productos turísticos. Gisela Casado, Mónica Ciézar y Saphira Celeste son las agraciadas con estas becas.

También se hicieron entrega de unos premios, que recibieron Clara Márquez, al mejor trabajo de Turismo Electrónico; Benita Bustamante, al mejor trabajo fin de grado; y Ana María Murillo, mejor trabajo fin de máster de Planificación Turística.