Diario Sur

RIU reformará dos hoteles para crear un resort familiar en la costa de Torremolinos

La empresa prevé invertir 25 millones de euros en el proyecto. :: a. g.
La empresa prevé invertir 25 millones de euros en el proyecto. :: a. g.

El próximo ambicioso plan de RIU Hotels será la reforma completa de los hoteles Riu Belplaya y Riu Costa Lago, ubicados en el paseo marítimo de Torremolinos. La cadena iniciará las obras para renovar y unir estos dos hoteles el próximo mes de noviembre con el objetivo de presentar en abril de 2017 un nuevo resort con todo incluido y abierto 24 horas, que tendrá por nombre ClubHotel Riu Costa del Sol. RIU proyecta invertir 25 millones de euros en este proyecto. Tras la reforma, el complejo contará con un total de 596 habitaciones distribuidas en dos edificios y ofrecerá los servicios más actuales. Con tres restaurantes, cinco bares, tres piscinas exteriores, una piscina interior y un parque acuático, desde la empresa aseguran que el nuevo resort «será ideal» para vacaciones en familia.

El renovado ClubHotel Riu Costa del Sol forma parte del plan estratégico de RIU para aumentar la calidad de su oferta apostando por la reforma integral de todos sus hoteles. Con esta inversión, la cadena pondrá también su grano de arena para incrementar la calidad y el atractivo del destino Torremolinos en los mercados nacional e internacional. El nuevo establecimiento pasará a ser un hotel operado nueve meses al año, ya que este tipo de producto más orientado al cliente familiar está marcado por la turoperación con estos tiempos de ventas. RIU ya ha iniciado la negociación con los empleados, a través de sus representantes sindicales, para analizar la situación de todo el personal durante el cierre por obras y tras la apertura y confía en encontrar un acuerdo favorable con todos sus empleados, que en algunos casos llevan colaborando con la empresa desde hace décadas.

Esta reforma se suma a la llevada a cabo en los hoteles Riu Nautilus y Riu Monica, que fueron renovados en 2013 y 2016, respectivamente. Estos dos establecimientos de Torremolinos y Nerja seguirán operando durante todo el año debido a que se orientan a un cliente más adulto, segmento que no está tan marcado por la temporalidad, según explican desde la empresa.

Los hoteles de Torremolinos ocuparon el 88,2 por ciento de sus más de 20.300 camas en junio y julio, un dato que confirma el liderazgo turístico del municipio malagueño en Andalucía. Con más de 1,1 millones de pernoctaciones registradas en ambos meses, la localidad costera se sitúa a la cabeza de la ocupación hotelera en la comunidad autónoma.