Diario Sur

Sumar fuerzas

La iniciativa de los alcaldes de Córdoba, Granada, Málaga y Sevilla de unir fuerzas en la promoción turística de las cuatro capitales es un signo inequívoco y positivo del cambio de mentalidad que se está produciendo en las relaciones entre los territorios de Andalucía, cada vez más alejados de históricas rivalidades y enfrentamientos que, más allá del componente anecdótico, siempre restan oportunidades. Es importante, no obstante, que esta iniciativa tenga éxito para que, así, pueda ampliarse a otros campos tan estratégicos como la conexión por alta velocidad de las principales capitales andaluzas con el aeropuerto de Málaga, la mejora de las comunicaciones por carretera o las sinergias empresariales que ayuden a potenciar el tejido industrial de la región. Sólo falta que este espíritu colaborativo llegue algún día también a las relaciones entre las administraciones públicas, marcadas tristemente por el enfrentamiento permanente.