Diario Sur

Torremolinos roza el 90% de ocupación hotelera y lidera el turismo en Andalucía

La oferta de sol y playa continúa siendo el motor turístico y económico de Torremolinos.
La oferta de sol y playa continúa siendo el motor turístico y económico de Torremolinos. / A. G.
  • El municipio malagueño superó el millón de estancias en junio y julio y prevé cubrir cerca del 75% de sus más de 20.300 camas en otoño

Los hoteles de Torremolinos ocuparon el 88,2 por ciento de sus más de 20.300 camas en junio y julio, un dato que confirma el liderazgo turístico del municipio malagueño en Andalucía. Con más de 1,1 millones de pernoctaciones registradas en ambos meses, la localidad costera se sitúa a la cabeza de la ocupación hotelera en la comunidad autónoma, por encima de Sevilla (820.625 estancias), Benalmádena (776.953) y Roquetas de Mar (735.503), según las cifras aportadas por el Instituto de Estadística de Andalucía.

Ante estas buenas cifras, el Ayuntamiento de Torremolinos anunció la semana pasada que ampliará hasta octubre el período de exposición de las esculturas de Aurelio Teno, ubicadas al aire libre en la céntrica plaza Costa del Sol, como reclamo complementario a la tradicional oferta de sol y playa, verdadero motor económico y turístico de la ciudad. La Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos) prevé que el municipio no baje del 75 por ciento de ocupación hotelera en otoño. A los buenos datos turísticos hay que sumar que Torremolinos es la localidad andaluza con mayor número de camas disponibles, en concreto 20.303 plazas, por lo que el alto porcentaje de ocupación resulta especialmente meritorio.

Desde la Junta de Andalucía también confirman que la temporada turística «se prolongará hasta otoño». Pese a la vuelta al trabajo y al inminente inicio del curso escolar, la Costa del Sol mantiene su ambiente veraniego y superó su primer fin de semana de septiembre con lleno en los hoteles. En el caso de Torremolinos, su liderazgo ya histórico no se limita a los establecimientos del litoral, sino también a los hoteles del interior, que han llegado a alcanzar el 92 por ciento de ocupación este verano. La reapertura a finales de julio del Hotel Las Palomas, tras una reforma que, según la empresa, ha superado los seis millones de euros, refuerza la planta turística de la localidad malagueña.

Apartamentos turísticos

Durante los primeros siete meses de 2016, Torremolinos ha registrado un 8,46 por ciento más de viajeros alojados en apartamentos turísticos respecto al mismo periodo del año pasado. Como consecuencia, también las estancias en estos apartamentos se han incrementado un 9,33 por ciento y el porcentaje de ocupación asciende ya al 91,53 por ciento, registrándose una estancia media superior a los siete días.

Pese a que Torremolinos lleva años liderando los indicadores turísticos autonómicos, el nuevo Gobierno local impulsó a comienzos de año un plan para renovar su estrategia turística en torno a tres de las novedades introducidas esta legislatura: el proyecto de peatonalización del centro, la regeneración de su programa cultural y la apuesta por el turismo gay. La plaza Costa del Sol, donde se prevé construir un gran bulevar peatonal, se ha convertido en uno de los mayores reclamos para la promoción de la localidad por parte del Ayuntamiento. La zona, que desde finales del año pasado permanece cerrada al paso de vehículos y por la que ya han pasado las exposiciones de Elena Laverón y Aurelio Teno, acogerá conciertos, recitales de poesía, muestras artísticas, proyecciones cinematográficas y eventos gastronómicos.

Torremolinos, uno de los pocos municipios españoles que, sin ser capital de provincia, supera cada año la barrera del millón de visitantes, registró 4,6 millones de pernoctaciones en 2015, una cifra que consolida su crecimiento y demuestra, en palabras del consejero de Turismo de la Junta, Francisco Javier Fernández, «su capacidad de transformar y adaptar continuamente su modelo a la realidad cambiante del sector». La localidad malagueña acogió en primavera los actos de celebración del décimo aniversario de la marca turística Andalucía.

La recuperación de la casa de María Barrabino como centro de arte y la ubicación de un mercado 'gourmet' en las oficinas de Recaudación, situadas en la plaza de la Independencia, terminarán de configurar el eje concebido por el Gobierno liderado por José Ortiz para dinamizar el casco histórico y su tejido comercial. Tras su investidura, Ortiz asumió la cartera de Turismo y creó una mesa sectorial compuesta por profesionales y representantes de los grupos políticos.