¿Por qué el aeropuerto de Málaga tiene el extraño AGP?

¿Por qué el aeropuerto de Málaga tiene el extraño código AGP?

  • Las posibles letras que podían darle nombre a Málaga como MLG, MAL o MGA, entre otras, ya estaban cogidas por dos ciudades de Indonesia o por Managua

  • Hay una aspiración del sector turístico de que su código sea SOL porque el aeropuerto desde junio de 2011 se llama Málaga-Costa del Sol

Baste viajar, ya sea por España o por otros países del mundo, pero en avión, para realizar una curiosa observación. Madrid (MAD), Barcelona (BCN), Bruselas (BRU) u otras muchas ciudadades tienen código de aeropuerto que extrae las principales letras de su nombre, por lo que de ahí es muy fácil apercibirse que el de Málaga no se parece ni al blanco de sus ojos, perdón de sus letras. Ni el científico o pensador más brillante podría asociar, sin miles de combinaciones, que el código AGP es el que describe a Málaga porque aunque hay una lógica en él, lo cierto es que es de lo más rebuscada. Tanto es así que no es la primera vez que extranjeros que vuelan a nuestra ciudad se extrañen de las siglas que lleva su billete de avión. En Málaga parece ser que ya no hemos acostumbrado, o que nos hemos resignado, pero si alguna vez hubo quejas por la inexacta definición de la ciudad a través de este código no hubo mucha perseverancia para cambiarlo.

En fin, la historia de cómo Málaga, el cuarto aeopuerto del país, con 13,7 millones de pasajeros según cifras del año pasado, es AGP es la siguiente. Cuando la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA, siglas en inglés, de ahí que tampoco correspondan, International Air Transport Association) decidió ‘bautizar’ al aeropuerto de Málaga se encontró que las letras que podían asociarse para combinar su código habían sido ya utilizadas, por ejemplo en Malange (MLG), ciudad de Indonesia; o MAL pertenece a Mangole, también en Indonesia que, curiosamente, parece habernos tomado la delantera en estas cuestiones. También hay otras aproximaciones también cogidas ya como MGA (Managua), o incluso MAG, que aunque pudiera ser también muy reconocible, es el código de aeropuerto de Madang, provincia de Papua Nueva Guinea. Existían otras variadas combinaciones con las letras posibles para el código de Málaga así que la opción que le quedaba a IATA, según expertos consultados por este periódico y fuentes aeroportuarias, era escoger dos letras de su nombre y añadir una tercera letra que no fuese la combinación de ningún otro aeropuerto del mundo para no crear confusiones. Las dos primeras letras del código fueron la cuarta y la quinta del nombre de la ciudad, A y G, y había que añadir una tercera. Entre miles de variaciones posibles, como cuentan, AGP era una de los pocas que cumplía y no estaba cogida por ningún otro país o ciudad.

Existen leyendas urbanas de que AGP significa Aeropuerto Gran Picasso e incluso hay otra más osada que dice que son las siglas de Agripina. Nada que ver con la realidad. Mucho más tarde, en junio de 2011, el aeropuerto de Málaga pasó a llamarse Málaga-Costa del Sol. Desde entonces, el sector turístico fundamentalmente reclama que puesto que su nombre también incluye la denominación Costa del Sol, por la que Málaga es conocida en todo el mundo, que su código de aeropuerto sea SOL, como contaba el periodista Pedro Luis Gómez en ‘Horizontes Cercanos’ en mayo de 2012. Parece que la reivindicación, por ahora, no ha tenido mucho éxito.