«La tecnología hace a los coches más seguros, pero la responsabilidad es del conductor»

Thomas Möller, presidente de FIA Región I./Alberto Ferreras
Thomas Möller, presidente de FIA Región I. / Alberto Ferreras

El presidente de FIA Región I, Thomas Möller, cree que los vehículos autónomos «llevarán la movilidad a un nuevo nivel»

ARANTXA HERRANZMadrid

La industria del automóvil está inmersa en una verdadera transformación. Pero no solo para los fabricantes y otro tipo de actores, sino incluso para los propios usuarios, quienes pueden elegir entre tener, alquilar o compartir coche. Además, los vehículos cada vez integran más tecnologías y, como consecuencia de eso, «se están volviendo más seguros». Así al menos lo considera Thomas Möller, presidente de FIA Región I, que ha visitado España con motivo de la celebración del Consejo Mundial de Movilidad y Turismo que la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), un evento organizado por el Real Automóvil Club de España (RACE).

Durante tres días, los más de 200 representantes de asociaciones de automovilistas llegados de todo el mundo analizaron las líneas estratégicas relacionadas con la movilidad, la seguridad vial y el turismo, estudiando los nuevos planes y proyectos enfocados a mejorar la seguridad, salud y movilidad. Uno de los mayores cambios de la industria se está produciendo en el modelo de negocio. «Los ciudadanos están pasando de ser propietarios a ser usuarios de coches», reflexiona Möller. «Es algo que supone un reto, tanto para los usuarios como para los fabricantes y para los clubes de automovilistas», destaca.

Se trata, además, de una tendencia mundial y que se agranda en la medida en que los núcleos urbanos cada vez se vuelven más grandes. «Cuando vives en una ciudad quizá no necesitas el coche todos los días. El transporte y la movilidad están cambiando mucho, cada vez hay más opciones donde elegir», apunta.

Pero, a largo plazo, el directivo de la FIA cree que el coche tiene todas las de ganar. «El coche autónomo va a llevar la movilidad a un nuevo nivel y los 'millennials' van a poder escoger entre una amplia oferta de tipos de transportes en las ciudades. El transporte público no puede cubrir todas las necesidades. Puede que en diez o veinte años nuestros coches sean eléctricos, autónomos o que no los tengamos en propiedad, pero seguirá habiendo coches y por eso tenemos que garantizar que cumplen las expectativas de los usuarios», remarca el experto.

El usuario, responsable

Este directivo está convencido de que, pese a todas las dudas y miedos que rodean al coche autónomo, veremos en las calles este tipo de vehículo. Aunque los coches, en este camino hacia la automatización, están integrando nuevas tecnologías que les hacen más seguros, para Thomas Möller el usuario siempre será el responsable de la conducción y de sus actos. Algo en lo que la FIA insiste mucho en sus campañas. «No escribas mensajes mientras conduces», subraya este directivo. «Ten cuidado de las otras personas que te rodean cuando conduces, hazlo con precaución. Eres el responsable cuando conduces y eso es algo que no va a desaparecer», insiste.

De hecho, éste es siempre uno de los mensajes que la FIA intenta reforzar en todas sus campañas. «Las carreteras son cada vez mejores y los coches se están volviendo más seguros, pero la responsabilidad al conducir es de cada individuo», declara Möller. Por eso, las campañas intentan lanzar este mensaje a la población. Porque, como reconoce este directivo de la FIA, «aunque no quieras, si suena el teléfono mientras conduces muchos usuarios van a querer contestar ocomprobar cuál es el último mensaje de texto que acaban de recibir en su pantalla». Es una distracción de apenas unos segundos, pero que puede tener fatales consecuencias. «Cuando conduces, solo deberías conducir y estar concentrado en eso. Aunque los niños en la parte de atrás estén discutiendo», señala.

El uso adecuado de los datos ayudará a la inteligencia artificial

Aunque hay muchas esperanzas en los coches autónomos, también hay muchos miedos y temores. ¿Justificados? «Creo que deberíamos ser optimistas», manifiesta Thomas Möller «porque la tecnología nos ayuda» y, desde este punto de vista, los coches que son capaces de conducir solos no son una excepción para este directivo.

No obstante, reconoce que hay mucha gente que niega que vaya a conducir un tipo de vehículo de estas características y que, en la transición hacia este tipo de coches, queda mucho camino por recorrer y obstáculos que salvar.

Eso sí, advierte de que ante la rápida evolución de la tecnología como la inteligencia artificial, los consumidores deben saber que son propietarios de sus datos. «Pero bien utilizada, esta tecnología es una gran oportunidad para todos y en todos los ámbitos de nuestra vida, no solo en la conducción. La inteligencia artificial nos puede ayudar a tener una mejor vida», señala. Su mensaje, en este aspecto, es que los usuarios son dueños de los datos que generan cuando conducen y deben tener control sobre esa información. «Aplicada a la conducción, los usuarios deben ser conscientes de cómo se comparten sus datos para utilizarlas en inteligencia artificial, pero teniendo el control total de sus datos», afirma.

Thomas Möller explica que aunque la tecnología que se integra en los coches está, en muchas ocasiones, destinada a hacer de estos unos vehículos más seguros (y, por tanto, a ayudarnos), no va a reemplazar a los humanos. Al menos hasta la llegada de los coches autónomos. «La tecnología nos ayuda, pero no nos sustituye». Un desarrollo tecnológico que avanza y evoluciona rápidamente, pero con el que la FIA se declara muy satisfecha.

Möller está convencido de que veremos los coches autónomos por las calles y carreteras. «Ya están aquí, pero, de momento, no para todo el mundo», explica. ¿Cuándo serán algo común? Ésa es la pregunta sin fecha determinada y concluyente. «La edad media de los coches en Europa es de diez años. Los coches que ahora mismo están llegando nuevos a las calles deberán ser reemplazados en una década aproximadamente. Así que llevará tiempo hasta que todos los coches sean autónomos», pronostica este directivo.

«No me atrevería a dar una fecha. Diría que no va a ser este año pero estoy seguro de que será antes de 2060. Entre medias, todo el tráfico irá siendo autónomo y cada año veremos más vehículos así en todos los transportes», concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos