Switch y Xbox, a por PlayStation

Nintendo Switch, la consola de sobremesa que es también portátil, es la revolución de la temporada. :: virginia Carrasco/
Nintendo Switch, la consola de sobremesa que es también portátil, es la revolución de la temporada. :: virginia Carrasco

«No nos preocupa la competencia», asegura Jim Ryan, jefe global de ventas de Sony Computer Entertainment

IKER CORTÉS

París. La de esta Navidad será la campaña más interesante en el sector de los videojuegos de los últimos cuatro años. La todopoderosa PlayStation 4 de Sony tendrá, por fin, competencia. Éstas serán las primeras festividades con Nintendo Switch en el mercado y, además, Microsoft lanzará mañana, a un precio de 499 euros, Xbox One X, un modelo más potente promete jugar a resoluciones 4K. La nueva consola de los de Redmond podría ser el intento de la compañía por mantenerse en un sector que en esta última generación se le ha atragantado. «Tenemos mucho respeto por la competencia, pero no estamos preocupados. No cambiaría nuestra posición por la de ninguno», asegura Jim Ryan, jefe global de ventas de Sony Computer Entertainment.

La compañía ha aprovechado el escaparate de la Paris Games Week, una feria de videojuegos que echó el cierre ayer mismo en la capital francesa, para anunciar algunas de sus novedades de cara al futuro a largo plazo -'Ghost of Tsushima', un juego de samurais desarrollado por Sucker Punch y ambientado en un mundo abierto en 1274, y el espectacular y violento tráiler de la segunda entrega de 'The Last of Us', los dos sin fecha, fueron lo más destacado en cuanto a juegos exclusivos para la consola de Sony- y recordar lo que está por venir en 2018 -'God of War', en el primer trimestre del año; 'Detroit: Become Human', en primavera, y 'Spider-Man', aún sin fecha concreta-. Algo más raquítico se presenta el final de año, aunque Ryan opine lo contrario: «Tenemos un juego de la saga Uncharted, que es 'The Lost Legacy', y 'Gran Turismo Sport'. Son dos grandes franquicias que creo que nunca habían sido lanzadas a la vez».

Quizá no lo necesiten. Las cifras avalan la tranquilidad del también jefe de marketing. La compañía ha distribuido 67,5 millones de PlayStation 4 en todo el mundo, 4,2 de ellos en el tercer trimestre de 2017, lo que supone un aumento del 7% respecto al mismo periodo de 2016. Desde hace un año, una de cada cinco PlayStation 4 adquiridas es Pro, el modelo más potente de la máquina, un dato que «ha superado nuestras expectativas», dice. Sony espera cerrar el año fiscal, que acaba el 31 de marzo, con 79 millones de consolas distribuidas, a mucha distancia de sus competidores.

Nintendo, por su parte, ha distribuido ya 7,6 millones de consolas. Lo destacable aquí es que la máquina se puso a la venta en marzo de este mismo año. Todo un éxito. La política de la compañía nipona desde la puesta en circulación de Switch ha sido tratar de lanzar una vez al mes una superproducción en exclusiva para su sistema. Solo esta estrategia explica que en un mismo año se hayan podido ver dos nuevas entregas de Zelda ('The Legend of Zelda: Breath of the Wild) y Mario ('Super Mario Oddysey'), algo inconcebible en el pasado, así como una nueva franquicia 'Arms', un juego de lucha atípico. Claro está que Nintendo jugaba con ventaja. Por un lado, el juego de Link llevaba ya varios años en desarrollo para Wii U y por otro, varios de los títulos son versiones mejoradas o segundas entregas de títulos de la anterior generación ('Mario Kart', 'Splatoon', 'Fast RMX', 'Rayman Legends' o 'Xenoblade Chronicles 2', que llegará el 1 de diciembre). ¿Podrán mantener el ritmo este año? De momento para 2018 ya han anunciado exclusivos de la talla de 'Fire Emblem', 'Metroid Prime 4' y 'Yoshi'.

Más incierto es el futuro de Microsoft. Con la máquina más potente sobre la mesa, a Xbox One X le faltan títulos en exclusiva. 'Forza Motorsport 7' y 'PlayerUnknown's Battlegrounds' -este último, un juego de acción que sigue la premisa de la película 'Battle Royale', es todo un éxito en PC y podría llegar también a PlayStation 4- son lo más interesante y para el año que viene solo hay previstos 'Crackdown 3', 'Sea of Thieves' y 'State of Decay 2'. Los dos primeros llevan años de retraso, así que las dudas están ahí.

Más

Fotos

Vídeos