La suerte que más se paladea

Nuria Pinto llevaba participando más de 25 años en el sorteo. :: sur
Nuria Pinto llevaba participando más de 25 años en el sorteo. :: sur

La malagueña Nuria Pinto gana el sueldo de Nescafé: 2.000 euros para toda la vida. Lleva ocho meses en el paro

JON A. SEDANO

2.000 euros al mes para toda la vida. Muchos sueñan con un premio similar. Sobre todo aquellos que por infortunios del destino no cuentan con un trabajo fijo y deben mantener a toda una familia. En esta situación se encontraba Nuria Pinto, una malagueña de 53 años de la barriada Sixto que junto a su marido tenía que cuidar de tres hijos estando ambos en el paro. «Llevamos ocho meses desempleados, desde el verano pasado, cuando estuvimos trabajando unos meses en la hostelería», explica Nuria. «No hemos parado de echar currículos desde entonces y aunque nos han llamando para algunas entrevistas de trabajo seguimos sin conseguirlo». Con tres hijos estudiantes que mantener, un chico de 15 años y dos chicas de 18 y 22, la suerte parecía no sonreírle hasta que recibió la llamada de Nescafé. Acababa de ganar el premio que desde 1985 la empresa ofrece de forma anual.

Constancia frente a suerte

Tal vez más que sólo suerte, la constancia haya tenido mucho que ver. Nuria lleva participando desde hace 27 años. «Yo no estaba acostumbrada al café. Mi madre nos daba de pequeñas siempre cacao, pero en 1990, cuando me casé, empecé a comprarlo porque mi marido sí que lo tomaba. Y claro, a mí me encanta participar en este tipo de sorteos donde sólo hay que enviar etiquetas para optar a los premios». Así, después de 26 cartas diferentes, Nuria recibió su recompensa.

Aunque le gusta «el café de siempre», el soluble, desde hace un tiempo su preferido es el capuchino. En esta ocasión han sido dos etiquetas extraídas de sus últimas bebidas las que le han hecho conseguir el premio de 2.000 euros mensuales. «Si por mí fuera tomaría más, pero debido a mi hipertensión sólo tomo uno o dos al día, aunque los compagino con el descafeinado», explica la ganadora, que añade que lo primero que hace nada más levantarse es prepararse una taza.

Ahora, mientras que otros podrían pensar en gastarse el dinero en viajes o en algún capricho, ella lo tiene claro: «El dinero del premio lo vamos a utilizar en nuestro día a día, mientras seguimos buscando trabajo». La malagueña, que ha trabajado varios años como administrativa, se muestra positiva en cuanto a su futuro laboral: «Yo creo que con todas las entrevistas que nos han hecho durante estas últimas semanas, alguna empresa nos llamará».

Fotos

Vídeos