¿Qué resistencia tiene tu móvil al agua?

El nivel de protección de los teléfonos se mide por el código IP que va seguido de dos números. Te contamos qué significan

Raquel Merino
RAQUEL MERINOMálaga

Estás al borde de la piscina consultando el móvil y piensas qué pasaría si, por hacer la broma, te empujan y acabas en el agua con el teléfono; o estás fregando los platos, te llaman, y el móvil se te escurre de las manos y acaba junto a las cacerolas y las sarténes; o tu hijo lo tira al cubo de la fregona en un descuido...

Cada vez estamos más pegado al móvil y, como consecuencia, a las rutinas del día a día. Por ello, los accidentes pueden ser más habituales. Pero, en el caso de agua, ¿sabes qué nivel de protección tiene tu móvil?

Éste se mide por el código IP, recogido en la norma UNE 20324, que es equivalente a la norma europea EN 60529. El código IP va seguido de dos números: el primero se refiere al nivel de resistencia del teléfono móvil a la entrada de objetos sólidos (polvo, arena, etc.) y el segundo al ingreso de agua. La primera va de 0 a 6 y la segunda de 0 a 8 (o a 9K que significa que es resistente a chorros de agua a alta presión y temperatura).

El código IP suele aparecer en la ficha técnica del aparato, aunque también existen apps para consultar el nivel de resistencia del móvil. la más conocida es Waterproof Check.

Niveles de protección contra sólidos

Nivel 0: Sin protección.

Nivel 1: Evita la entrada de partículas de hasta 50 mm de diámetro.

Nivel 2: Protege contra elementos de 12,5 mm de diámetro.

Nivel 3: Partículas de 2,5 mm no pueden entrar.

Nivel 4: No entran partículas de 1 mm de diámetro.

Nivel 5: Aunque la entrada de polvo no puede evitarse, se garantiza que el polvo que entre no interfiere con el correcto funcionamiento del dispositivo.

Nivel 6: El polvo no entra bajo ninguna circunstancia.

Niveles de protección contra el agua

Nivel 0: Sin protección.

Nivel 1: Protección contra goteo. No debe entrar el agua cuando se la deja caer, desde 200 mm de altura respecto del equipo, durante 10 minutos.

Nivel 2. Protección contra goteo. No debe entrar el agua cuando se la deja caer, durante 10 minutos realizando la prueba situando el móvil en distintas posiciones.

Nivel 3: No debe entrar el agua nebulizada durante un tiempo superior a 5 minutos.

Nivel 4: No debe entrar el agua arrojada desde cualquier ángulo a un promedio de 10 litros por minuto y a una presión de 80-100 kN/m² durante un tiempo que no sea menor a 5 minutos.

Nivel 5: No debe entrar el agua arrojada a chorro (desde cualquier ángulo) durante al menos 3 minutos y a una distancia superior a 3 metros.

Nivel 6: Igual que el nivel anterior, pero con chorros de agua de mayor potencia.

Nivel 7: El objeto debe soportar sin filtración alguna la inmersión completa a 1 metro durante 30 minutos.

Nivel 8: Debe soportar la inmersión completa y continua a la profundidad y durante el tiempo que especifique el fabricante del producto, siempre que resulten condiciones más severas que las especificadas para el valor 7.

No obstante, tal y como señala la OCU en un informe, cuando se habla de protección al agua, los fabricantes se refieren a agua dulce. Por ello, aunque el móvil tenga una IP7 o IP8 no se recomienda sumergirlo en el mar porque puede afectar a otros elementos del teléfono y a su correcto funcionamiento. Lo mismo ocurre si se derrama encima otros líquidos como refrescos, zumos... Del mismo modo, La OCU recomienda no apretar los botones físicos dentro del agua ya que puede filtrarse al interior.

Y aunque el móvil en cuestión tenga cierto nivel de resistencia al agua, la OCU advierte de que se mire la garantía del dispositivo ya que habitualmente no incluyen los daños producidos por líquidos. Y es que resulta difícil en algunos casos demostrar que el teléfono ha sufrido las condiciones garantizadas y no otras parecidas.

En el caso de que el teléfono no tenga protección o ésta sea muy baja, y se cae al agua, mejor no intentar achacar el mal funcionamiento del teléfono a otra circunstancia porque la mayoría cuenta con un detector de humedad que informa al servicio técnico de que el agua u otro tipo de líquidos ha sido el causante.

Qué hacer si se moja el móvil

En el caso de que el teléfono no tenga resistencia al agua o ésta sea muy baja, se pueden tomar ciertas medidas si entrae en contacto con el agua.

1.- Actuar lo antes posible. Si se mantiene mucho tiempo sumergido, sus posibilidades de resurrección son más bien inexistentes.

2. Lo más seguro es que se apague. No intentes encenderlo porque se puede producir algún cortocircuito y fundirse algún componente.

3. Lo siguiente será sacar la batería, la tarjeta SIM y la de memoria y secar el dispositivo. Nunca se debe usar secadores, ventiladores o radiadores, lo mejor es pasar un trapo por el dispositivo, deteniéndose en las teclas y distintas ranuras.

4. En casos muy extremos, se puede optar por el truco del arroz. Se mete el teéfono y la batería en arroz seco crudo durante al menos 24 horas. Si pasado ese tiempo, no reacciona, dejarlo 24 horas más. Si aún así, no funciona, posiblemente tendrás que empezar a mirar otro móvil.

5. El último recurso -si todos los demás no funcionan- es pedir ayuda al servicio técnico.

Fotos

Vídeos