La malagueña Virustotal, pieza clave en Chronicle, el nuevo megaproyecto de ciberseguridad de Google

La malagueña Virustotal, pieza clave en Chronicle, el nuevo megaproyecto de ciberseguridad de Google

Bernardo Quintero y su equipo forman parte de la división con la que el gigante tecnológico pretende combatir el cibercrimen, proporcionando a las empresas herramientas que multipliquen por diez su eficacia detectando amenazas

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

Llevan dos años en la 'cara oculta de la Luna'. Trabajando codo con codo (virtualmente hablando) con ingenieros de diferentes puntos del planeta en el más alto secreto para poner en marcha el último 'artefacto' de Google, o mejor dicho de Alphabet, que es el grupo empresarial o 'holding' que integra al archiconocido buscador de Internet. Liderados por Bernardo Quintero, los once integrantes de Virustotal, la empresa malagueña de ciberseguridad adquirida por la multinacional americana en 2012 y que a día de hoy mantiene su sede en la ciudad, forman parte del equipo 'fundador' de Chronicle, un nuevo y ambicioso proyecto que persigue llevar la lucha contra el cibercrimen a un nuevo nivel.

Chronicle se acaba de presentar ante la prensa especializada en Mountain View (California), después de dos años de incubación dentro de X, la división más secreta de Google, que es denominada 'la factoría de moonshots'. ¿Y qué es un 'moonshot'? Pues es como denomina la compañía a sus proyectos más innovadores, con los que busca dar una solución radical a problemas importante para la sociedad utilizando tecnología de vanguardia. Se trata de iniciativas que se desarrollan de forma totalmente experimental, sin pensar en el beneficio inmediato. Como ejemplos se pueden citar las Google Glasses, el coche sin conductor, Project Loon (un proyecto para dar cobertura de Internet mediante globos a gran altitud)... El nombre de 'moonshot' se inspira en el Apolo 11, la misión espacial que llevó al hombre a la Luna.

Según cuenta el consejero delegado de Chronicle, Stephen Gillett, en su blog, su misión es “ayudar a las empresas a encontrar y detener ciberataques antes de que causen daño”. Esta nueva compañía consta de dos partes: por un lado, una nueva plataforma de inteligencia y analítica de datos aplicada a ciberseguridad que Gillett espera que “ayude a las organizaciones a manejar y entender mejor sus propios datos relacionados con la seguridad”; y por otro Virustotal, que como servicio de detección de 'malware' gratuito seguirá operando como hasta ahora.

“Las amenazas de seguridad están creciendo más rápido de lo que los equipos de seguridad y sus presupuestos pueden soportar”, afirma el líder de Chronicle. Y como resultado, añade, “es muy común que la acción de los 'hackers' pase desapercibida durante meses”. Para combatir este problema, la nueva filial de Google cree que existe “otro camino mejor” que el actual. Y se propone un reto: multiplicar por diez la velocidad y la eficacia del trabajo de los equipos de seguridad haciendo más fácil, rápido y asequible en términos de costes la tarea de capturar y analizar señales de posibles situaciones de inseguridad que hasta ahora eran muy difíciles de detectar. Para ello, Chronicle ha construido una plataforma de inteligencia y análisis de datos que algunas compañías americanas ya están probando en modo experimental.

Chronicle va a funcionar como una compañía independiente, aunque forme parte de Alphabet. Y tendrá uno de sus activos fundamentales en Málaga, en el chalé de El Candado desde donde Bernardo Quintero y su equipo escudriñan la Red en busca de amenazas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos