Las redes contra la publicidad de las criptomonedas

Logotipo del Petro, la criptomoneda presentada en Venezuela por el Gobierno de Maduro, que comienza a funcionar el miércoles./EFE
Logotipo del Petro, la criptomoneda presentada en Venezuela por el Gobierno de Maduro, que comienza a funcionar el miércoles. / EFE

Twitter, Facebook, LinkedIn, Instagram, Snapchat o Google deciden eliminar los anuncios de estas divisas

ARANTXA HERRANZ

Un número cada vez mayor de compañías de internet está prohibiendo la publicidad de las criptomonedas. Son varios los motivos pero, sobre todo, se debe a que ante la falta de regulación de este tipo de divisas y su proliferación las compañías temen que los usuarios puedan ser engañados o estafados y que, a la larga, eso afecte su reputación como empresas.

Son varias las compañías que han decidido, en un corto espacio de tiempo, prohibir la publicidad de las criptomonedas. Desde redes sociales como Twitter, Facebook, LinkedIn, Instagram o Snapchat, hasta otros gigantes de internet, como Google. Todos estos nombres forman parte de una campaña con la que se quiere proteger a los inversores de los posibles fraudes y otros delitos, como el blanqueo de capitales o la pornografía infantil.

Una de las primeras compañías en tomar esta decisión fue Snapchat el pasado mes de febrero. La compañía no ha querido aclarar si esta prohibición es para ciertas criptomonedas a titulo individual, para todas ellas en general o para intercambios no registrados. En marzo, fue Google quien actualizó su política de anuncios y decidió que restringirá la publicidad de «criptomonedas y contenido relacionado» a partir del mes de junio. Aunque ahora mismo se puede encontrar una variedad de anuncios de criptomonedas en los resultados de búsqueda en Google, así como en YouTube y páginas de terceros que utilizan la plataforma de publicidad de Google Adsense, será a partir de junio cuando ya no serán visibles.

Facebook ha sido aún más radical y ha anunciado su intención de prohibir toda publicidad de criptomonedas, porque están «frecuentemente asociadas con prácticas de promoción engañosas o fraudulentas». La compañía añadió esta prohibición a sus políticas publicitarias. De esta forma, los usuarios de Facebook no verán los anuncios de Bitcoin y otro tipo de divisas, ni anuncios sobre ofertas iniciales de salida de nuevas monedas.

Rob Leathern, director de gestión de productos en la red social, justificaba esta decisión asegurando que Facebook quiere que «las personas continúen descubriendo y aprendiendo sobre nuevos productos y servicios a través de anuncios en Facebook», pero «sin temor a estafas o engaños». Además, este responsable recordaba que «hay muchas empresas que anuncian opciones binarias, ICO (oferta inicial de monedas) y criptomonedas que actualmente no funcionan de buena fe».

El lado oscuro de las criptomonedas

La mala fama de las criptomonedas tiene que ver con el blanqueo de capitales, el fraude o la financiación del terrorismo, ya que no están sujetas a las leyes internaciones. Además, el rápido crecimiento de los criptoactivos, la volatilidad en sus precios y sus conexiones mal definidas con el mundo financiero podrían crear fácilmente nuevas vulnerabilidades.

Así, por ejemplo, en Facebook están ya prohibidos anuncios que incluyan leyendas como «haga clic aquí para obtener más información sobre nuestra criptomoneda sin riesgo, que permite pagos instantáneos a cualquier persona en el mundo’ o ‘utilice sus fondos de jubilación para comprar Bitcoin’. Además, Facebook se ha comprometido a ir revisando esta política a medida que la red social aprenda a «detectar mejor las prácticas publicitarias engañosas». Esta política sobre los contenidos que se pueden anunciar en Facebook se aplica también a otras redes sociales de la compañía, como los anuncios en Instagram, y a sitios web externos que forman parte de la «red de audiencia» de Facebook.

Por su parte, Twitter fue una de las últimas redes en tomar una decisión similar.

Consecuencias

La primera consecuencia de estas decisiones llevarán a reducir la visibilidad de las criptomonedas. Basta pensar que Twitter, Facebook y Google sumaban el 65% del mercado de publicidad en internet en 2017, de acuerdo con las predicciones de los e-Marketer.

Uno de los problemas de las criptomonedas es que no están reguladas como otro tipo de divisas y, por tanto, no están sujetas a las mismas reglas. Es cierto que los reguladores económicos están vigilando muy de cerca la actividad de estas monedas y han incrementado sus advertencias sobre los riesgos para los consumidores de invertir en ellas, por su potencial de estafas. Pero en la mayoría de los países se trata de un mercado sin regular, lo que complica aún más aplicar determinadas reglas, incluyendo las publicitarias.

Parte de la razón por la cual las compañías tecnológicas se están moviendo para prohibir los anuncios relacionados con criptomonedas es la falta de un mecanismo claro para proteger a los consumidores. Algunas voces consideran que se necesita algún tipo de regulación para acabar con las estafas, en lugar de prohibir los anuncios de proyectos legítimos de criptomonedas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos