La batalla por las 'cookies' llega al Parlamento Europeo

La batalla por las 'cookies' llega al Parlamento Europeo

Los críticos advierten de que la nueva regulación favorece a los gigantes de internet frente a sectores como la publicidad o los medios de comunicación

Rosario González
ROSARIO GONZÁLEZMadrid

Bruselas debate este lunes la regulación sobre la protección de la confidencialidad de las comunicaciones en Europa, un proyecto que funciona como complemento al Reglamento General de Protección de Datos aprobado recientemente. El texto, bautizado como 'ePrivacy', entrará en vigor en la Unión Europea el 25 de mayo de 2018 y supone una de las legislaciones más ambiciosas sobre la protección de datos.

En líneas generales, el reglamento 'ePrivacy' que analizan los ministros de Telecomunicaciones de la Unión Europea tiene como objetivo la protección de la intimidad en las comunicaciones electrónicas y establece la necesidad de que el usuario otorgue un consentimiento explícito para que se puedan compartir sus datos de navegación por internet, una medida que busca solventar los problemas de seguridad y confidencialidad detectados en la navegación por internet de los particulares.

En este sentido, la nueva regulación pone el foco en el uso de la 'cookies', unos archivos que crean las páginas web y que almacenan información sobre el comportamiento del usuario en dicha página. Esos datos son los que permiten conocer mejor a la audiencia que tiene cada página y tratar de ofrecer a cada usuario contenidos o publicidad de forma personalizada.

Actualmente, para que las 'cookies' se instalen, el usuario debe dar un consentimiento expreso cada vez que navega para que se recopilen esos datos. Se trata de la cajita de información que aparece cuando accedemos a una página web y en la pantalla aparece un mensaje del tipo: «Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando acepta nuestra política de cookies».

Ejemplo de mensaje de advertencia sobre el uso de 'cookies'.
Ejemplo de mensaje de advertencia sobre el uso de 'cookies'.

Sin embargo, este sistema no cumple del todo el objetivo de seguridad y privacidad que busca, principalmente porque el usuario se ve saturado por las solicitudes de consentimiento y termina por aceptar la instalación de todas las 'cookies', incluso las más agresivas, para poder navegar de una web a otra sin interrupciones.

Con la nueva regulación, el usuario podrá elegir en el navegador qué grado de rastreo quieren permitir, de manera que solo será necesario que autorice el uso de 'cookies' una vez, cuando se conecten por primera vez con el navegador.

La otra cara del 'ePrivacy'

La medida, que busca proteger la seguridad y la privacidad del usuario y además simplificar el proceso, es observada con recelo por algunos sectores de internet. Según explica Pierre Chappaz, presidente ejecutivo de Teads, con el nuevo reglamento la opción de rechazar las 'cookies' vendrá por defecto en los navegadores, con lo que es altamente improbable que el usuario realice de manera voluntaria la elección contraria, esto es, aceptar las 'cookies'. "Si la versión actual de ePrivacy se aprueba, traerá consigo la casi total desaparición de las 'cookies' en Europa", advierte Chappaz.

Según este experto, las "respetables intenciones del proyecto", que trata de proteger los datos de los usuarios sobre su historial de navegación en internet, supone sin embargo "una ventaja decisiva y sin precedentes en términos de recolección de datos personales para el conocido grupo GAFA (Google, Amazon, Facebook y Apple)". Según explica, para usar los servicios de este grupo, el usuario debe identificarse, proporcionar sus datos y aceptar las normas y condiciones del servicio, que incluyen autorizar la recolección y el tratamiento de datos personales. Sin embargo, este tipo de servicios no necesita 'cookies', con lo que no les afectaría el reglamento 'ePrivacy'. "Google, Facebook y Amazon serían entonces los únicos actores online capaces de recoger de manera masiva datos personales y utilizarlos con fines publicitarios".

De esta manera, la medida favorecería a los gigantes de internet en detrimento de otros sectores como la publicidad o los medios de comunicación digitales. Según señala Chappaz, "el modelo de negocio de los medios de comunicación se apoya en gran parte en la publicidad y su capacidad para llegar a audiencias segmentadas, por lo que eliminando las 'cookies' se pondría en riesgo el modelo de financiación de los medios". Advierte asimismo de que "en la era de las noticias falsas, la existencia de medios independientes, fiables y económicamente viables debería ser una prioridad para la Unión Europea, pero la normativa de 'ePrivacy' va justo en la dirección opuesta: reservaría el acceso a la información diversificada y profesional solo a aquellos suscriptores de pago, dejando el internet gratuito bajo el dominio absoluto de los gigantes de Internet con sede en EE UU".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos