Diario Sur

Las empresas españolas dan la espalda a la nube

Solo Madrid y Barcelona tienen mayor uso de herramientas en la nube.
Solo Madrid y Barcelona tienen mayor uso de herramientas en la nube. / Archivo
  • internet

  • Ocho de cada diez negocios españoles se olvidan del cloud computing

El 'cloud computing', conocido popularmente como tecnología en la nube, es un modelo de reconocido éxito en todo el mundo por sus innumerables ventajas. Sin embargo, el índice de penetración en España sigue siendo muy bajo.

Así lo advierte la consultora tecnológica Pasiona Consulting, que pone sobre la mesa un dato demoledor: el 80,7% de las empresas españolas no lo han implantado. La penetración del cloud en las empresas ha experimentado una significativa mejora en el último año de casi cuatro puntos porcentuales pasa del 15,4% en 2015 al 19,3% en este ejercicio.

Por otro lado, 14 comunidades están por debajo de la media nacional, lo que da una idea sobre la escasa representatividad de ese 19,3% más allá de Madrid y Cataluña.

El diagnóstico de Pasiona revela que, desde un punto de vista técnico y tecnológico, todas las comunidades españolas están preparadas para hacer el salto. Prueba de ello es que el grado de penetración de Internet es del 98,4% en el conjunto de España, y que la presencia de banda ancha móvil se sitúa en un 82,9%.

Sin embargo, ese salto al cloud sigue siendo una asignatura pendiente a la que hay que atender de forma urgente: las cifras de España están llegando aún ahora al nivel de la media europea del año 2014, cuando el 19% de las empresas de la UE habían dado ya el salto a la nube. En ese año, España no pasaba del 14%, según las cifras oficiales que maneja Eurostat.

“Los problemas del cloud en España no tienen que ver con la tecnología, sino con la falta de información o la ausencia de un criterio estratégico claro por parte de algunas empresas”, explica David Teixidó, CEO de Pasiona.

Las ventajas de aplicar un modelo cloud computing al mundo de la empresa son evidentes: por un lado, contribuyen de forma determinante a mantener datos actualizados y fiables, lo cual es básico para plataformas comerciales, fuerzas de ventas, estructuras multioficinas, franquicias y un largo etcétera. Y por otro, permite mejorar los sistemas de comunicación entre sedes, entre las empresas y sus clientes o incluso personalizar las necesidades de compra de cada uno de ellos.