Así será la gasolinera del futuro

Gasolinera del futuro./
Gasolinera del futuro.

Las gasolineras y automóviles se comunicarán directamente entre sí

INNOVA+Madrid

En la próxima década, las estaciones de servicio tendrán que responder a las nuevas necesidades de vehículos eléctricos, híbridos, autónomos y compartidos. Las gasolineras se someterán a un proceso de digitalización que les permitirá comunicarse directamente con el propio automóvil, además de con conductores y consumidores.

Estas son algunas de las conclusiones de la tercera edición del informe Energy Journal de Oliver Wyman, que analiza los retos y oportunidades del sector energético y profundiza en el futuro de las gasolineras en el capítulo 'The gas station's digital future is around the corner'.

Según el estudio, se están desarrollando distintos procesos disruptivos que están modificando la relación gasolinera-cliente-automóvil y, por tanto, el modelo de negocio de las estaciones de servicio que deben empezar a adaptarse a esta nueva realidad.

La demanda de gasolina ha comenzado a ralentizarse en las economías más maduras y se prevé que la tendencia continúe, debido a que las nuevas generaciones han dejado de soñar con disponer de un vehículo en propiedad.

Según el censo de EE UU, el número de hogares sin vehículo aumentó en 2015 debido al mayor número de personas viviendo en ciudades y la falta de interés por comprar un coche por parte de la generación millennial.

Ante esta nueva situación, el socio de Oliver Wyman en España, Alejandro Gaffner, afirma que la transformación digital de las estaciones de servicio «es inminente» y sus efectos cambiarán el modelo económico del sector. «En los próximos años, los operadores que se anticipen al cambio contarán con una importante ventaja competitiva», añadió.

En este contexto, las estaciones de servicio tendrán que replantear su oferta de servicios en los próximos años para ser rentables. Oliver Wyman contempla la creación de un nuevo ecosistema en el que el conductor pasará a un segundo plano, mientras que las gasolineras y los automóviles se comunicarán para seleccionar el combustible preferido del conductor, así como para repostar sin que el cliente se involucre en el proceso y para gestionar el pago vía app.

«La gasolinera del futuro tendrá que reflejar la diversidad de sus clientes. La creciente popularidad de vehículos híbridos y eléctricos promoverá que las estaciones de servicio dispongan de estaciones de carga, como ya ocurre en algunos países de Europa, y se preparen para atender la creciente demanda de gas natural comprimido y licuado», añade la consultora estratégica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos